LEB ORO

Araberri, un rival de contrastes para el Liberbank Oviedo

Robinson, del Araberri, intenta encestar en un partido ante el Barcelona B. /  RAFA GUTIÉRREZ
Robinson, del Araberri, intenta encestar en un partido ante el Barcelona B. / RAFA GUTIÉRREZ

Con su mejor bagaje como visitante desde que milita en la LEB Oro, el equipo carbayón visita una cancha en la que se cortó una racha triunfal la pasada campaña

HUGO VELASCO OVIEDO.

El sexto proyecto del Liberbank Oviedo Baloncesto en LEB Oro ha dejado atrás los sinsabores iniciales. La mala suerte se cebó con el equipo dirigido por Javi Rodríguez en el comienzo de temporada tanto en el aspecto de resultados -el primer triunfo ante su afición se hizo de rogar hasta el cuarto compromiso en el Polideportivo de Pumarín- como en el plano físico, en el que las lesiones se cebaron con una plantilla ya de por sí corta de efectivos. Ahora, las aguas vuelven a su cauce tras las fuertes tempestades.

La jornada pasada el equipo azul estableció en la Ciutat Esportiva Joan Gamper un nuevo hito en sus catorce años de historia al firmar su mejor arranque liguero como visitante desde que milita en la segunda división del baloncesto nacional. Cuatro victorias en cuatro encuentros, algo poco habitual para un conjunto que siempre se caracterizó por su poderío como local al tener el 'fortín' de Pumarín como su punto fuerte.

Este buen hacer lejos de su afición, combinado con el triunfo en casa ante Real Canoe, hará que los hombres de Javi Rodríguez se presenten este sábado en el Polideportivo de Mendizorroza, donde cuentan con un balance de dos victorias y dos derrotas, en su mejor momento, con una racha triunfal de tres partidos sin conocer la derrota, a pesar de las lesiones que todavía merman las fuerzas de la plantilla.

La temporada pasada el Araberri rompió con una sequía de cinco años sin ganar al OCBLos de Javi Rodríguez visitan una cancha en la que ganaron en dos de sus cuatro visitas

Los ovetenses no enlazaban tres victorias consecutivas en Liga desde la recta final de la temporada pasada, cuando se impusieron de manera consecutiva al filial del Barça, precisamente la última víctima de los hombres de Javi Rodríguez, Palma y Huesca.

Ahora el equipo carbayón tiene la oportunidad de agrandar todavía más su récord foráneo. Para ello deberá superar a un conjunto vitoriano que ya la temporada pasada le puso freno de manera contundente, al imponerse por 104-74, a una racha similar de los azules, quienes se presentaron en Mendizorroza después de encadenar tres victorias consecutivas: Clavijo, Iraurgi y Coruña, así como tres seguidas como visitante: Barcelona, Huesca e Iraurgi.

Además el tropiezo ante el conjunto que dirigía por aquel entonces Antonio Pérez Caínzos supuso el comienzo de una sequía de buenos resultados como visitante para la plantilla de Carles Marco. En sus siguientes dos salidas, concretamente ante el Ourense y Prat, el equipo cosechó sendas derrotas. Una situación que espera no repetir el Liberbank Oviedo.

Esta será la primera de las dos ocasiones en las que el equipo asturiano jugará dos jornadas consecutivas lejos de su afición.

 

Fotos

Vídeos