PARA MÍ Fue una ayuda extraordinaria

Pepu Hernández, exseleccionador nacional y campeón del mundo en 2006, elogia la trayectoria y personalidad de Navarro

Juan Carlos Navarro (i), junto a Pepu Hernández, celebra el título mundial en Japón. /
Juan Carlos Navarro (i), junto a Pepu Hernández, celebra el título mundial en Japón.
PEPU HERNÁNDEZ
PEPU HERNÁNDEZ

Uno de los jugadores más importantes que ha tenido nuestro baloncesto. Es un hombre al que no se le puede parecer nadie, siempre una referencia ofensiva para su equipo y para la selección. Para mí ha sido uno de los jugadores más originales. Su trayectoria competitiva ha sido en todo momento extraordinaria. Estuviese mejor o peor siempre era un hombre a vigilar. Su evolución ha sido fantástica, como claro anotador, pero después como pasador, cuando ya era más veterano, porque tácticamente es de los grandes, no sólo por su capacidad anotadora, sino por lo que podía generar para él y los espacios que creaba para su equipo.

En nuestro baloncesto también es referencia por sus gestos técnicos. Cuando se habla de 'La Bomba' se habla de 'La Bomba de Navarro', y su capacidad para anotar desde cualquier posición es extraordinaria, con unos gestos difícilmente repetibles. Recuerdo un partido que le vi contra el Real Madrid en el que metió seis triples y en ninguno tenía los dos pies puestos en el suelo, y no saltando. Tal y como trabajaba y entrenaba hacía las cosas en los partidos.

En el aspecto personal, cuando le conocí en la selección fue una ayuda extraordinaria dentro y fuera de la cancha. Conectamos muy rápidamente, me pareció un tío modesto y humilde siendo quién era ya y me ayudó muchísimo para hacer comprender también a sus compañeros cuál era el concepto que yo quería dar al equipo. Lo que más me sorprendió fue su humildad. Pensé que iba a ser un tío un poquito más, entre comillas, complicado, y la verdad es que mi relación con él fue extraordinaria. Fue un apoyo que recordaré siempre, por las facilidades que me dio y por cómo nos entendimos, no sólo para su trabajo y su participación en el equipo, sino también para el conjunto.

Ha trabajado además en muchas ocasiones y una gran parte de su carrera en una condiciones que no eran las mejores. Pocas veces le hemos visto jugar en plenitud física, y cómo lo ha hecho, acostumbrado a jugar con dolor, en situaciones difíciles y con una vigilancia muy especial sobre él. Siempre ha sabido cómo resolver los problemas que se iban creando a su alrededor, tanto los físicos como los estratégicos.

Yo voy a apoyar claramente a Juan Carlos, y si él piensa que podía seguir ayudando al equipo, por respeto se podía haber conseguido que siguiese un año más. De cualquier forma, tengo entendido que seguirá en el club y será un apoyo extraordinario para la sección, el equipo y los entrenadores, porque tiene un gran recorrido y, sobre todo, una capacidad técnica y estratégica extraordinaria. Yo siempre procuraría tenerlo cerca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos