Australia mete a España en los Juegos y será su rival por la final

AMADOR GÓMEZMADRID.

Australia clasificó ayer a España para los Juegos de Tokio y mañana será su rival en la primera de las semifinales del Mundial, en la que la selección oceánica y el equipo de Sergio Scariolo reeditarán la lucha por el bronce de la cita olímpica de Río 2016.

El pasaporte directo para los Juegos de 2020 lo selló España antes incluso de jugarse el pase a la final, gracias a las sorprendentes despedidas prematuras de casi todos los demás europeos y al empujón definitivo que le dio la sólida y paciente Australia.

Liderada por su máximo anotador en este campeonato, Patty Mills (6 de 9 triples), Australia sometió, como era previsible, a la gran revelación del torneo, una República Checa a la que no le bastó con Patrik Auda ni con Tomas Satoransky, autor de 13 puntos, 13 asistencias y nueve rebotes.

Australia destrozó a su adversario tras el descanso, cuando tras una primera parte muy igualada decidió apretar en defensa, desactivó a la estrella checa y firmó un 17-1 de parcial, que la relanzó desde un empate (43-43) a un definitivo 60-44, con el enorme acierto de Goulding desde los 6,75, los robos (hasta ocho al final), el ritmo de Mills (24 puntos, seis asistencias cuatro rebotes y 24 de valoración) y el resurgimiento de Bogut.