LIGA LEB ORO

Cruce de imbatibilidades en un duelo de desconocidos

Javi Rodríguez da instrucciones en un entrenamiento. /  P. LORENZANA
Javi Rodríguez da instrucciones en un entrenamiento. / P. LORENZANA

El Liberbank Oviedo contará en Granada con su última incorporación, Sergio Llorente, pero en cambio tiene la duda de Rolandas Jakstas

HUGO VELASCO OVIEDO.

Mientras que la suerte le sigue esquiva al Liberbank Oviedo Baloncesto en el Polideportivo de Pumarín, el cuadro ovetense intentará mantener esta tarde -18.30 horas- en el Palacio de los Deportes de Granada su racha triunfal como visitante, donde suma tres victorias en tres salidas, ante uno de los debutantes en la LEB Oro, el Coviran Granada.

Precisamente la cancha andaluza es un fortín inexpugnable en este arranque de temporada, ya que los dos partidos disputados hasta la fecha por el Granada en su feudo, ante Ourense y Real Canoe, se saldaron con victoria de los local.

Es por ello que el cuadro que dirige Javi Rodríguez se muestra cauto ante un conjunto andaluz que no muestra síntomas de su inexperiencia en la categoría, a la cual accedió tras ser la temporada pasada el campeón de la LEB Plata.

Con la enfermería ovetense llena de efectivos, ya que a las bajas ya conocidas de la semana pasada de Josep Puerto y Alonso Meana, se le unió en los últimos días Roope Ahonen. Además, está pendiente de una valoración final Rolandas Jakstas, quien tras volver en Ourense y jugar ante el Melilla, podría perderse el encuentro de esta tarde por unas molestias en el pie.

Por suerte, para el técnico ovetense tendrá disponible a su última incorporación, el base madrileño Sergio Llorente, quien tuvo su primera toma de contacto con sus nuevos compañeros el jueves, pero que podrá darle los minutos de descanso correspondientes a Fran Cárdenas en una posición de base muy castigada por las lesiones.

Por su parte, el técnico Pablo Pin tendrá disponibles a todos sus efectivos después de que el base Carlos Cobos se recuperase de unas molestias en el tobillo derecho.

La plantilla nazarí es tras la del Cáceres y la del Ourense, la que menos puntos anota por encuentro, con una media de 71,6. Su mayor peligro llega en el juego interior con hombres como el veterano Sergio Olmos, que afronta su décima temporada en la LEB Oro, o Guille Rubio, ambos con una media anotadora de 11,4 puntos por encuentro.

Además Olmos y Rubio encabezan la faceta reboteadora junto a Joan Pardina, mientras que la batuta de la dirección del juego sobre la pista se la reparten el recuperado Carlos Cobos y Josep Pérez.

Aunque el lanzamiento desde el perímetro no es uno de los fuertes del Granada, sólo el veinticinco por ciento de los puntos llegan más lejos de la línea de 6,75 metros, la defensa ovetense deberá prestarle gran atención a Cobos, quien anota la mitad de sus tiros desde el triple.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos