«Lo difícil no es llegar, es mantenerse»

Iyán González posa con su nueva indumentaria con una de las canastas del polideportivo del Quirinal, su 'casa'. /  MARIETA
Iyán González posa con su nueva indumentaria con una de las canastas del polideportivo del Quirinal, su 'casa'. / MARIETA

Iyán González Gálvez Árbitro avilesino de la Liga Endesa«El ascenso ha llegado más rápido de lo que creía, pero seguiré estudiando y mi idea es la de compatibilizar en el futuro el arbitraje con la enseñanza»

SANTY MENOR AVILÉS.

Iyán González es uno de los hombres de moda en el deporte de Avilés. No es para menos: se trata del primer árbitro avilesino en llegar a la Liga Endesa y el único representante asturiano del estamento dieciocho años después de la retirada de Fermín González. Su móvil no da para más, pero su cabeza continúa perfectamente amueblada. «Lo difícil no es llegar, es mantenerse», recuerda con la tranquilidad que le caracteriza siempre y que posiblemente le ha beneficiado a lo largo de su meteórica carrera en las canchas.

-¿Ya lo ha asimilado?

-Bueno, ha sido todo muy rápido e inesperado. Cuando me avisaron estaba de descanso y fue una sorpresa. Sabía que estaba en las quinielas, que de los ocho árbitros que habíamos ido a los circuitos algunos de nosotros, pocos, podrían ascender, pero siempre lo ves como un sueño inalcanzable. Es muy difícil llegar a la Liga Endesa y más siendo asturiano. Sólo hay que ver las estadísticas.

-¿Qué le han dicho sus familiares, sus amigos...?

-Pues están tanto o más ilusionados que yo con esta nueva etapa. Como ya conté en su día, mi padre es un apasionado del baloncesto, fue el que me inculcó el amor por la canasta desde muy pequeño, y está en una nube. Ya está mirando cómo abonarse a Movistar para poder ver todos los partidos de la Liga Endesa (sonríe). La verdad es que desde que se publicó la noticia me ha escrito mucha gente y desde aquí quiero aprovechar para pedir perdón por si me he olvidado de alguien. He intentando responder a todo el mundo, pero me han llegado mensajes por Facebook, Instagram, Whatsapp, Twitter... Estoy muy agradecido.

-Después de su experiencia en el Circuito de Guadalajara, ¿qué diferencias nota entre la Liga Endesa y la Liga LEB Oro o la Liga Día -Liga Femenina 1-?

-Sobre todo el ritmo de juego y el físico de los jugadores. Son todos mucho más atléticos, y eso cambia la forma de valorar los contactos. En Guadalajara los equipos estaban iniciando la pretemporada, por lo que los jugadores todavía no están al ciento por ciento de sus posibilidades. Aun así, sí se notó un importante cambio de ritmo y tengo que agradecer la ayuda tanto de los árbitros de la Liga Endesa que estuvieron con nosotros como los tres compañeros que pujaban por el ascenso como yo. Aunque pueda parecer raro, la competencia fue muy sana y tuvimos un gran ambiente durante toda la concentración.

-¿Tiene 23 años. Esto le ha beneficiado a la hora de ser elegido para el ascenso?

-Sinceramente, supongo que sí. El primer criterio es el nivel del árbitro, pero a igualdad de condiciones, si un colegiado tiene 22 años y otro 29, lo normal es que elijan al más joven porque tiene más margen de mejora y puede estar más años en la competición.

-Aun así, el mérito es indiscutible: lleva sólo nueve años arbitrando, cinco a nivel nacional y será el colegiado más joven de los 33 que arbitran en la Liga Endesa.

-Bueno, tengo entendido que hubo al menos un árbitro que llegó antes que yo a la Liga Endesa, pero sí, ahora mismo soy el más joven de los que estamos. Aun así, lo veo como algo normal. Cuando yo tenga 30, si tengo la suerte de mantenerme, seguro que entrará gente de 21, 22 o 23 años. Es ley de vida y no le doy mayor importancia, más allá del orgullo de poder arbitrar en esta categoría.

-¿Ya es profesional?

-Lógicamente será la remuneración más alta que he percibido hasta ahora y se podría llegar a vivir de esto, pero mi intención es seguir estudiando y trabajar. Estoy pendiente de acabar Magisterio por Llingua Asturiana y después me gustaría dar clase, porque, junto al arbitraje, mi otra pasión es la enseñanza. Al arbitrar sólo en la Liga Endesa, lo normal es que no lo haga todos los fines de semana, así que tendré tiempo para entrenar y para estudiar.

-¿Cómo es su preparación física?

-En el Circuito de Guadalajara, además de arbitrar partidos, tuvimos sesiones de teoría y también pruebas físicas, que todos tuvimos que pasar. En cuanto me dijeron que iba a participar, nada más regresar en julio de una competición internacional sub15 me puse a prepararme con otro árbitro avilesino y amigo, Diego Fernández, y hemos hecho un par de carreras de 5 kilómetros y muchos entrenamientos. Es una parte muy importante, porque cuando estás a tu mejor nivel físico llegas antes a las jugadas y con la mente más fresca para tomar decisiones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos