El Teslacard cae ante el Menorca y pierde la categoría

El Teslacard cae ante el Menorca y pierde la categoría

El equipo gijonés cayó en el Palacio ante el Menorca y pierde la categoría en la temporada de su debut en el basket profesional

VÍCTOR ROBLEDO

La aventura del Teslacard Círculo Gijón en el baloncesto profesional español duró solo un año. El equipo gijonés descendió ayer a Liga EBA en una jornada en la que le salió todo mal excepto una cosa: el apoyo del público. Mil trescientos espectadores acudieron al Palacio a animar a los de Nacho Galán, que necesitaban ganar al Menorca y que el que filial del Baskonia o L'Hospitalet perdieran sus partidos. La carambola no se produjo y el Teslacard pierde la categoría en la temporada de su debut.

El Teslacard Círculo ha llevado una vida acelerada desde su fundación, y algo de eso se notó ayer en el partido ante el Menorca. Los gijoneses salieron a la cancha pasados de revoluciones y con el punto de mira desviado. Cuando quisieron darse cuenta ya estaban diez puntos por debajo de los baleares en el marcador. Su baja efectividad en el tiro –solo siete de 26 aciertos en lanzamientos de dos, y tres catorce desde el perímetro– les penalizó en la primera mitad. Los trece puntos de desventaja daban muestra de lo que había sido el inicio del partido.

Los nervios del Teslacard contrastaban con la seriedad y tranquilidad del Menorca, un equipo ya salvado que cuajó un gran partido en Gijón pese a no tener nada en juego. Hombres como Jorge Jiménez o Richaud Pack castigaron a los de Nacho Galán, que comenzaron a rehacerse tras el descanso liderados una vez más por Saúl Blanco.

El acierto del alero ovetense desde el perímetro fue poco a poco metiendo a los suyos en el partido y, sobre todo, encendiendo la grada al final del tercer cuarto. Al inicio del último llegó la reacción definitiva del Teslacard. Un triple de Prinsloo puso a los gijoneses a solo cuatro puntos a 5:46 del final (67-71).

El empate llegó a poco más de dos minutos del término del partido. El público estalló, pero para entonces el descenso a EBA ya era un hecho. El filial del Baskonia tenía la salvación en su mano tras superar al Albacete en un partido muy igualado (70-65), mientras que L'Hospitalet lo había tenido más fácil ante el Plasencia, al que ganó por 58-66. El Teslacard, quizás consciente de su situación por la reacción de la grada, apenas opuso ya resistencia hasta el final. El único aspecto positivo es que los de Nacho Galán conservaron la séptima plaza, por lo que tendrían prioridad en caso de que hubiera una vacante en la categoría.

«Lo hemos intentado»

Al término del partido, Nacho Galán lamentó la primera parte «nefasta» que impidió a su equipo ganar. «Nos queda el consuelo de que la victoria no hubiera servido para nada», añadió. El técnico y cabeza visible del Teslacard Círculo se mostró satisfecho por la temporada de su equipo en su debut en LEBPlata. «No ha estado mal. Vamos a quedar a dos puntos del campeón y solo por una victoria no nos hemos salvado. Ha sido un mal resultado, porque el objetivo era la salvación, pero tampoco ha sido un desastre deportivo».

Pese a la decepción. Galán se mostró con fuerzas para mantener el proyecto. «Después de ver cómo ha estado el pabellón no me atrevería a bajar la persiana. Cero que hay que continuar, pero vamos a ver si se dan las circunstancias porque este año ha sido muy duro. No hemos tenido más que zancadillas y palos en las ruedas», finalizó el entrenador del Teslacard.