«Espero tener la oportunidad de dar el salto a la ACB»

Alonso Meana, ayer, en el polideportivo de Pumarín. /  HUGO ÁLVAREZ
Alonso Meana, ayer, en el polideportivo de Pumarín. / HUGO ÁLVAREZ

«Estoy muy agradecido a Javi Rodríguez y al club por la confianza que demostraron en mí» Alonso Meana Jugador del Liberbank Oviedo Baloncesto

HUGO VELASCO OVIEDO.

A sus diecinueve años recién cumplidos Alonso Meana (Gijón, 2000) atraviesa por su mejor temporada en el Liberbank Oviedo, además de ser el gran futuro del baloncesto asturiano.

-El equipo llega a la recta final de la fase regular en su mejor momento de la temporada.

-Estamos en un momento muy bueno, las lesiones nos están perdonando, lo que nos permite contar con todos los efectivos. Además, el factor cancha que tuvimos en estas últimas jornadas nos ha ayudado mucho para lograr victorias bastante difíciles.

-Unas lesiones, que a pesar de también afectarle, le permitieron ser títular en varias jornadas.

-Estoy muy agradecido, tanto a Javi Rodríguez como al club, por la confianza que demostraron en mí, ya que es complicado sacar a un chico tan joven a jugar, dado que en esta liga es muy importante la experiencia. Pero la verdad es que apostaron por mi, salió bien, y espero seguir pudiendo aportar en estas jornadas que quedan.

-En las últimas temporadas el puesto de base en Oviedo es un trampolín a la ACB ¿se ve algún día en la máxima categoría?.

-Fran Cárdenas, Ferran Basas, Dani Pérez, Fabio Santana, todos ellos dieron el salto a la ACB, demostrando que son grandes jugadores. Espero que algún día yo tenga la oportunidad de dar el salto, y quién sabe si es con el Oviedo, ojalá que así sea.

-El compartir vestuario con las jugadores del primer equipo ¿le ha ayudado a crecer más como jugador?

-Te enseñan cosas que sólo se adquieren con la experiencia, sobretodo en el día a día, que es lo más importante, así como en una dinámica de un equipo. Pero no sólo del baloncesto, sino también como tratar con los compañeros, o como afrontar los entrenamientos. Estoy muy agradecido a todos ellos, sobre todos a los bases, que son los que más me ayudan junto al capitán, Víctor Pérez.

-Hay fines de semana en los que dobla sus actuaciones en el equipo de LEB Oro con el filial de Liga EBA, ¿llega a notar sobrecarga?.

-Está claro que es un cansancio extra, pero soy joven y ahora es el momento de poder hacerlo, ya que cuando sea mayor no voy a poder doblar y tener la suerte de jugar en dos equipos a gran nivel.

-Además de los partidos y los entrenamientos, actualmente cursa el Grado de Biotecnología ¿De dónde saca el tiempo?

-Es cuestión de saber lo que quieres, organizarte y luchar por ello, ya que si uno quiere, buscas huecos. Por ejemplo duermes menos que tus compañeros, tienes menos opciones de poder ir a tomar algo con tus amigos, o salir de fiesta, pero hay que priorizar las cosas, y para mí ahora las prioridades son los estudios y el baloncesto, siendo este mi ocio.

-Encabeza una generación de jóvenes asturianos que llega para cubrir el hueco desde Saúl Blanco.

-Espero que sea así, el primero y no el último o una persona aislada, sino que vengan muchos más. Estoy seguro que vienen grandes jugadores, no sólo chicos sino también chicas, ya que incluso son más las mujeres en Asturias que están saliendo. Espero que siga así, y sigan creciendo.

-El miércoles cumplió 19 años ¿qué deseo pidió al soplar las velas?

-A título personal pido poder seguir disputando minutos con el equipo de Oro, como estoy haciendo últimamente. Mientras que colectivamente esperemos llegar lo más lejos posible en los 'play-off', quién sabe si a la Final Four, o incluso a la final, y que ojalá acabe con un ascenso a la ACB. Pero de momento hay que ir partido a partido, e ir poco a poco ganando a los siguientes rivales, y ver si así se cumple.