LEB ORO

«Me gusta mucho jugar para la afición de Pumarín, lo da todo»

Jakstas, a la izquierda, en el partido entre el Liberbank Oviedo Baloncesto y el Tau Castelló. /  H. ÁLVAREZ
Jakstas, a la izquierda, en el partido entre el Liberbank Oviedo Baloncesto y el Tau Castelló. / H. ÁLVAREZ

«El Huesca es un equipo agresivo en defensa y eso siempre hace que sea difícil jugar contra ellos», explica el ala-pívot Rolandas Jakstas

HUGO VELASCO OVIEDO.

El Liberbank Oviedo Baloncesto completó la semana pasada un pleno en la parcela de resultados deportivos al lograr el triunfo ante el Castelló y el Lleida, a pesar de afrontar ambos duelos con una plantilla mermada por las lesiones.

Precisamente en el triunfo ante el conjunto catalán, el ala-pívot lituano Rolandas Jakstas tuvo una actuación destacada. Eso le valió para ser el MVP del partido. «Ha sido muy importante para nosotros ganar estos dos partidos por la situación del equipo», señalaba el lituano, quien recordó que tuvo un entrenador «que siempre decía que cuantos más problemas y dificultades hay, es más fácil jugar, ya que nos concentramos más aún, y eso, en parte, fue lo que nos ayudó a ganar ante el Lleida».

Siguiendo con el recuerdo de su antiguo técnico, Jakstas describió al que tiene actualmente, Javi Rodríguez. «Es un gran entrenador, es muy pasional, le encanta el baloncesto y nos está ayudando mucho a mejorar como equipo. En definitiva, me encuentro cómodo bajo sus órdenes», apuntó el jugador de 26 años, quien confesó sobre el gallego que «su humor depende de las victorias, aunque eso nos pasa a todos».

Para el lituano esta no es su primera experiencia en la liga española, ya que militó durante tres campañas en Cáceres. Eso le permitió, además del buen ambiente que se vive en el vestuario, tener una adaptación más rápida. «A veces resulta complicado acostumbrarse a jugar con compañeros diferentes cada temporada, pero la verdad que con estos compañeros resulta mucho más sencillo», indicó Jakstas, quien únicamente le pone un punto negativo a los dos primeros meses de competición: «Lo peor es el número de lesiones que estamos teniendo, ya que nos están dando problemas con la rotación, pero nos estamos sobreponiendo a ello».

Sobre su nueva vida en Oviedo, el lituano destacó por encima del resto a los seguidores azules: «Es una ciudad agradable en la que estar, y me gusta mucho jugar para la afición de Pumarín, ya que siempre nos apoyan y lo dan todo para que saquemos los partidos adelante».

La próxima prueba de fuego para los ovetenses será la visita este sábado del Huesca de Guillermo Arenas. «El Huesca es un equipo agresivo en defensa, algo que siempre hace que sea difícil jugar contra ellos», comentó Rolandas, quien conoce es el camino que debe tomar el Liberbank para llevarse el triunfo: «Saldremos a pelear, como siempre hacemos, y si lo juntamos al apoyo en Pumarín, tendremos muchas probabilidades de ganar».

Más

 

Fotos

Vídeos