LEB ORO

El Huniko derrota al Porriño y mantiene el sueño del 'play off'

Mallou conduce el balón en una jugada de ataque ante un rival. /  ARNALDO GARCÍA
Mallou conduce el balón en una jugada de ataque ante un rival. / ARNALDO GARCÍA

Los rojiblancos podrían perder durante lo que resta de temporada a Malik Wineglass, lesionado de gravedad en su rodilla derecha

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

La victoria ante el Porriño tuvo un coste enorme para el Huniko Gijón Basket más allá del resultado. El equipo rojiblanco mantiene vivo el sueño de jugar el 'play off' tras derrotar con solvencia a los gallegos, pero recibió una de las peores noticias posibles: Malik Wineglass sufrió una lesión en su rodilla derecha al inicio del partido y las primeras exploraciones no son nada positivas. A la espera de las pruebas, el ala-pívot norteamericano podría haber dicho adiós a la temporada.

El partido ante el Porriño fue relativamente cómodo para el Huniko, que llegó al descanso con quince puntos de ventaja tras un muy buen primer cuarto de los de Fran Sánchez y un segundo en el que el equipo gallego logró rehacerse a medias. Tras el paso por los vestuarios, los rojiblancos no bajaron la guardia e incluso lograron ampliar su diferencia. Con el marcador controlado el técnico pudo dosificar esfuerzos entre los jugadores menos habituales con la mente puesta en los próximos compromisos del equipo.

En los tres últimos minutos, el Porriño, cuando estaba 18 puntos por debajo del Huniko, el Porriño aprovechó la relajación de los rojiblanco para maquillar el resultado.

La victoria deja un regusto amargo en el Huniko por la lesión de Wineglass. El norteamericano es uno de las piezas más importantes en el esquema de Fran Sánchez. La próxima semana será sometido a pruebas médicas para determinar el alcance exacto de su lesión. El Huniko tiene el próximo sábado un compromiso clave en la cancha del Culleredo, cuarto clasificado del grupo.