Baloncesto

El Liberbank busca el pleno

Los jugadores del Liberbank Oviedo, hacen piña a la finalización de un entrenamiento de esta semana en Pumarín.
/HUGO ÁLVAREZ
Los jugadores del Liberbank Oviedo, hacen piña a la finalización de un entrenamiento de esta semana en Pumarín. / HUGO ÁLVAREZ

Los carbayones intentarán sumar ante el Lleida su sexta victoria consecutiva para seguir en la pugna por la segunda posición

HUGO VELASCO OVIEDO.

Con la moral reforzada tras los resultados de las últimas jornadas, el Liberbank Oviedo Baloncesto recibirá esta tarde, a partir de las 19 horas, al ICG Força Lleida en el Polideportivo Pumarín. En un duelo entre dos de las mejores defensas de la categoría.

El equipo que dirige Javi Rodríguez se encuentra en un gran estado de forma, prueba de ello es que presenta la mejor racha actual de toda la LEB Oro, al encadenar cinco triunfos de manera consecutiva. Una dinámica que permite a los azules estar a un paso de cerrar su quinta presencia, en seis temporadas, en la competición por el ascenso a la ACB «El equipo ha encontrado su idea, equilibrio, y a partir de ahí, hay que dar un último arreón en lo que queda de temporada y en los 'play-off» indicaba el técnico carbayón sobre las últimas actuaciones de sus hombres.

Después de medirse el pasado martes al Tau Castelló en la última jornada intersemanal de la fase regular, el Liberbank cierra ante el Lleida un ciclo de tres partidos en ocho días.

Es por ello que el poder de recuperación de ambas plantillas jugará un papel fundamental en el choque de esta tarde, dadas las alturas de competición en las que nos encontramos, al restar seis jornadas para el final de la fase regular.

Mientras que el Liberbank tiene cerca su clasificación para las eliminatorias por el ascenso, los de Jorge Serna apuran en cambio sus opciones para entrar, por tercera ocasión en su historia, en los 'play-off'.

Los catalanes ocupan la undécima posición en la tabla, con un balance de trece victorias y catorce derrotas, encontrándose a dos triunfos del Palma y Huesca, equipos que ocupan los últimos puestos que dan acceso a las rondas eliminatorias.

Después de un gran inicio de temporada como visitantes, al vencer en sus tres primeras salidas del año, los de Jorge Serna sufrieron un cambio drástico de su dinámica como foráneos. Tras sumar otro triunfo como visitante ante filial del Barcelona, la última victoria lejos del Barris Nord data del 14 de diciembre, cuando se impusieron en tierras vitorianas al Araberri.

Los precedentes de las visitas del Lleida a Pumarín no son nada halagüeñas para los hombres de Serna, puesto que sus cinco partidos Oviedo, todos ellos en LEB Oro, acabaron con victoria local.

El enfrentamiento de la primera vuelta también se decantó a favor de los de Javi Rodríguez, al imponerse por 67-70, a pesar de una reacción del Lleida en el último cuarto.

«Allí lo pasamos mal con su dureza, y que lo hicieron de maravilla, por lo que sabemos que el de hoy es un partido difícil, así que tendremos que aprovechar Pumarín para sacar una victoria más» confesaba el técnico ovetense ante el rival de esta tarde, un Lleida del que destaca su gran potencial «Habrán entrado en una dinámica un poco negativa, pero para mi siguen siendo un equipo muy complicado de jugar, muy sólido, bien entrenado, que saben a lo que tienen que jugar, y tienen las cosas muy claras, siendo muy físicos» apuntaba Rodríguez, quien tendrá la única duda del finés Roope Ahonen, quien se torció la rodilla en el choque del martes en Castellón.

Por su parte el técnico ilerdense dispondrá de todos sus efectivos, en una plantilla que se reforzó durante el mercado invernal con el serbio Dukan Dukanovic y el pívot bahameño Shaquile Cleare, quien en sus tres partidos con el cuadro catalán promedia 12,3 puntos y seis rebotes.

Después de la marcha del base Robert Turner, la batuta de juego sobre el parqué la tomó Adrián Chapela, quien junto a Sergio Quintela se encargan de surtir de balones a sus compañeros para que anoten.

Además de sus asistencias, Quintela es el máximo anotador del cuadro catalán, al promediar 10 puntos por partido, con una facilidad de tiro desde el interior y el perímetro.

Un juego exterior en el que Filip Djuran será un quebradero de cabeza para la defensa ovetense, al igual que Chapela, dada la buena mano desde el triple. Mientras que el juego sobre la pintura es terreno de Ablaye Mbaye y Eric Stutz.

El choque de esta tarde en Pumarín será a favor de la ONG Entreculturas, entidad con la que colabora el Oviedo Baloncesto. Por dicho motivo se habilitarán puestos de información en los accesos al pabellón, para dar a conocer más detalles de la campaña 'Luz de las niñas', y a la conclusión del partido se realizará una foto de familia con miembros de la ONG y jóvenes del colegio San Ignacio.