El Liberbank finaliza las pruebas

Devin Wright recibe un pase durante el partido, ante la presión de Davis Rozitis.. /  ÍÑIGO ROYO
Devin Wright recibe un pase durante el partido, ante la presión de Davis Rozitis.. / ÍÑIGO ROYO

Con una plantilla mermada por las bajas los azules cerraron sus encuentros de preparación con una derrota ante el Delteco Gipuzkoa Basket

HUGO VELASCOTOLOSA.

La última piedra de toque del Liberbank Oviedo Baloncesto en esta pretemporada 2019-2020 se saldó con una derrota por 77-69 contra uno de los que serán sus rivales a lo largo de la competición liguera, el Delteco Gipuzkoa Basket de Marcelo Nicola.

En el encuentro, que tuvo lugar en el Usabal Kiroldegia de la localidad guipuzcoana de Tolosa, Javi Rodríguez volvió a contar con las bajas de Gunnar Ólafsson, Tree Coggins, Víctor Pérez, Guim Expósito y Leo Meindl, todos ellos con problemas musculares.

Estas ausencias obligaron al técnico de Porriño a cargar de minutos de a hombres como Alejandro Rodríguez, Óliver Arteaga, Matti Nuutinen y Rolandas Jakstas, quienes estuvieron sobre la cancha más de veinticinco minutos. Siendo el más sobreexpuesto el ala-pívot lituano, que jugó más de treinta y dos minutos.

A pesar de contar con tan sólo seis jugadores de la primera plantilla, y tres canteranos, los ovetenses le plantaron cara a un conjunto vasco recién descendido de la ACB, y que está llamado a ser uno de los candidatos a luchar por el ascenso.

Los ovetenses cerraron el primer cuarto con una ventaja de dos puntos (17-19), después de unos buenos minutos en los que lograron firmar un parcial de 9-0, con el que alcanzaron su máxima renta del partido, seis puntos, (10-16).

En el siguiente cuarto el conjunto de Marcelo Nicola se repuso para darle la vuelta al electrónico, marchándose al vestuario con una ventaja de seis puntos (42-36).

Tras la reanudación se volvió a vivir una repetición del cuarto inicial, con un dominio en la segunda parte del mismo por parte del Liberbank, que con un buen trabajo en defensa logró anular el ataque de los guipuzcoanos, para irse a los últimos diez minutos de partido con una renta de cinco puntos en su casillero (55-60).

Pero el cansancio hizo mella en la plantilla carbayona que finalmente sucumbió ante una Gipzukoa liderado por Alex Murphy y Reed Timmer, siendo este último el máximo anotador del partido con 18 puntos. En el bando asturiano destacar una vez más el partido del incombustible Óliver Arteaga, quien fue el MVP del duelo con veintinueve tantos de valoración, al lograr 16 puntos, cuatro rebotes y una asistencia.

Con esta derrota en Tolosa el equipo de Javi Rodríguez cierra una pretemporada en la que perdió todos sus duelos ante futuros rivales ligueros: Lugo, Valladolid y Gipuzkoa, y en donde tan sólo logró un triunfo, el de la final de la Copa Principado ante el Círculo Gijón.

Además Rodríguez no pudo probar sobre la pista en ninguno de los seis partidos de preparación a Coggins y Expósito, ausentes por problemas musculares.

La próxima ocasión en la que los jugadores del Liberbank Oviedo se vistan de corto será con motivo del arranque liguero, el cual tendrá lugar el sábado 28 en Pumarín, donde los azules se medirán, a partir de las 18.30 horas, al Palma.