El Liberbank Oviedo se agarra a su buena racha

El Liberbank Oviedo se agarra a su buena racha

El equipo de Javi Rodríguez recibe la visita en Pumarín de un Sáenz Horeca Araberri en puestos de descenso

HUGO VELASCO OVIEDO.

Después de sus triunfos ante Granada, Real Canoe y el filial del Barcelona, el Liberbank Oviedo Baloncesto inicia esta tarde -19 horas- en el Polideportivo de Pumarín, donde juega por segunda semana consecutiva, ante el Sáenz Horeca Araberri un periodo que le llevará a disputar tres compromiso en ocho días.

Los hombres que dirige Javi Rodríguez, quien tendrá esta tarde disponible a toda su plantilla, tienen la moral reforzada de cara a la recta final de la fase regular en la LEB Oro, en la que se determinarán los ocho equipos que disputarán los 'play off' de ascenso a la ACB.

Actualmente los ovetenses encabezan el cuarteto de conjuntos que suman dieciséis triunfos y que se encuentran a la estela del Melilla, quien acumula una victoria más y ocupa la segunda posición de la tabla.

Por ello resulta vital confinarse en el 'fortín' de Pumarín para intentar sacar adelante los cinco compromisos que faltan ante su afición. El primero, esta tarde, ante el Araberri, en el que los ovetenses podrían lograr, por primera vez en esta temporada, cuatro triunfos de manera consecutiva.

Los vitorianos, en cambio, se encuentran en una situación opuesta al Liberbank, ya que llegan a Oviedo en medio de un bache de juego y con una racha de tres derrotas consecutivas, lo que les hace ocupar puestos de descenso.

En la plantilla que dirige Manolo Povea sobresale por encima del resto el base norteamericano Junior Robinson. A pesar de sus 1,65 metros, el jugador de 23 años es el máximo anotador de la LEB Oro al promediar 21,12 puntos por partido, a lo que le suma 4,4 asistencias y 2,4 rebotes. Las defensas rivales saben de la importancia que tiene Robinson en el juego vitoriano y por ello es el segundo hombre de la competición que más faltas recibe por encuentro, 5,16.

Como contrapunto a sus buenas estadísticas, el base norteamericano es el segundo hombre que más balones pierde por partido y el jugador al que más tapones le ponen en la LEB Oro.

En el esquema del Araberri, además de la figura de Robinson, es vital la presencia de Mathie Kamba. Un ejemplo de ello es que ambos jugadores disputan una media superior a los 30 minutos por encuentro.

El escolta congoleño cuenta con una gran mano en el lanzamiento interior, aunque también se atreve desde el perímetro. Además sorprende a sus rivales con su habilidad en el robo de balones, lo que le sitúa como el tercer mejor jugador de la categoría en esta faceta.

Sobre la pintura arraberista el liderazgo lo toma el techo del equipo, el pívot Kingsley Okoroh, quien con sus 2,16 metros es el cuarto máximo reboteador ofensivo de la liga.

Más