Baloncesto

El Liberbank Oviedo se apunta el primer derbi regional ante el Círculo Gijón

Swift machaca el aro rival ante la mirada de dos jugadores del Liberbank. / AURELIO FLÓREZ
Swift machaca el aro rival ante la mirada de dos jugadores del Liberbank. / AURELIO FLÓREZ

Los ovetenses hicieron valer su fondo de banquillo para superar al cuadro local que comenzó el último cuarto con una ventaja de seis puntos

HUGO VELASCO GIJÓN.

Con el himno de Asturias sonando por la megafonía del Palacio de los Deportes de la Guía se inició el primer derbi regional entre el Círculo Gijón y el Liberbank Oviedo, el cual no será recordado por su marcador final, 64-70 a favor de los de Javi Rodríguez, si no por la gran igualdad vivida en la gran fiesta del baloncesto asturiano.

El equipo gijonés salió desde el arranque con su 'cinco' de gala, bajo la dirección de Ángel Moro y con Robert Swift como estandarte del ataque, una función que tomó en la recta final del cuarto Saúl Blanco, quien con un triple sobre la bocina firmaba el 20-18 tras los primeros diez minutos. Un cuarto inicial en el que disfrutó de sus primeros minutos de la pretemporada Fran Cárdenas, una gran noticia para Javi Rodríguez, que cuenta así ya con todos su efectivos, aunque en la tarde de ayer tuvo la ausencia de Ignacio Rosa, con molestias.

64 CÍRCULO GIJÓN

Ángel Moro, Alex Rubiera (11), Saúl Blanco (17), Shane Osayande (13), Robert Swift (14) -quinteto inicial- Dave de Vega, Nemanja Djordjevic (6), Javier Menéndez (3), Ignacio Uccello.

70 LIBERBANK OVIEDO

Fran Cárdenas, Matti Nuutinen (4), Josep Puerto (14), Antón Bouzán (9), Joey van Zegeren (8) -quinteto inicial- Roope Ahonen (7), Óliver Arteaga (8), Rolandas Jackstas (2), Davis Geks (4), Alejandro Rodríguez, Alonso Meana (6), Víctor Pérez (8).

Parciales:
21-22, 37-34, 53-47, 64-70.
Árbitros:
Jesús M. Martínez, Sergio E. González y B. Fernández.
Incidencias:
partido de pretemporada que se disputó en el Palacio de los Deportes de La Guía en Gijón ante unos 500 espectadores.

En la continuación un parcial de 2-14 del Liberbank Oviedo a merced de un bueno juego interior con Óliver Arteaga y Roope Ahonen moviéndose sobre la pintura, y con Josep Puerto desde el borde el perímetro, llevó a los de Rodríguez a alcanzar su máxima diferentes, diez puntos (22-32).

Las rotaciones en el equipo que estrenó ayer su segunda equipación, completamente amarilla, hizo que se pudieran ver sobre la pista hasta tres canteranos, lo que aprovecharon los de Nacho Galán para darle la vuelta al marcador y llegar al ecuador del partido con el 37-34. Unos primeros veinte minutos en los que Saúl Blanco demostró estar de nuevo a su mejor nivel, y que le valieron al final para ser el MVP del partido con 19 tantos de valoración, y máximo anotador con 17 puntos.

El paso por los vestuarios le dio un aire de frescura al Círculo, ya que su corto banquillo le hizo emplear en exceso a piezas claves como Ángel Moro, Álex Rubiera, Saúl Blanco y Shane Osayande, que se fueron por encima de los treinta minutos de juego.

Esa energía llevó a los gijoneses a poner contra las cuerdas a un Liberbank en el que Javi Rodríguez no estaba contento con lo que veía sobre la pista, con órdenes continuas y cambios para reajustar a su equipo, tanto en ataque como defensa.

Mientras que los de Galán lograban igualar la máxima renta de los ovetenses, diez puntos, a poco menos de tres minutos para el final del tercer cuarto, con un inspirado Rubiera, los azules empezaban su particular remontada.

Con el 53-47 en el electrónico dieron comienzo los últimos diez minutos de partido, donde ya se evidenció la carga de minutos en los gijoneses, quienes vieron como poco a poco su renta se reducía hasta que Nuutinen volvía a poner por delante al Liberbank cuando restaba 6.20 para el final del choque.

Con más orgullo que fuerza el Círculo tiró de casta para darle emoción a este primer derbi regional entre ambos conjuntos y mantener viva la esperanza del cerca de medio millar de aficionados que acudieron a la Guía. Pero finalmente los de Rodríguez hicieron valer su superioridad para firmar la victoria.

Los equipos se volverán a ver las caras este próximo martes, pero en esta ocasión con el Polideportivo de Pumarín como testigo, en un encuentro que dará comienzo a las 20 horas y en el que los de Nacho Galán tendrán la oportunidad de resacirse de la derrota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos