BALONCESTO | LEB ORO

El Liberbank Oviedo defiende su imbatibilidad

Fran Cárdenas bota ante su compañero Davis Geks en Pumarín. /  PABLO LORENZANA
Fran Cárdenas bota ante su compañero Davis Geks en Pumarín. / PABLO LORENZANA

Los jugadores que dirige Javi Rodríguez visitan a un Araberri que todavía no sabe lo que es ganar ante su afición

HUGO VELASCO OVIEDO.

El Polideportivo de Mendizorroza será testigo esta tarde -18 horas- de un choque entre dos conjuntos con trayectorias completamente opuestas en este arranque de la LEB Oro. Mientras que el Liberbank Oviedo Baloncesto suma por triunfos todos sus encuentros lejos del Polideportivo de Pumarín, el Sáenz Horeca Araberri aún no le ha dado ninguna alegría a su afición ya que ha cosechado la derrota en los cuatro anteriores enfrentamientos en su feudo.

Por ello, el partido para los de Javi Rodríguez tendrá un peligro añadido dado que los ovetenses no se pueden confiar de su buen momento de forma en una cancha que parece accesible en estos primeros compases de la fase regular, puesto que los vitorianos vienen de ganar en sus dos últimas salidas ante Palma y Prat, lo que les permitió estrenar su casillero de triunfos.

Y es que el Araberri se mantuvo desierto en las primeras cinco jornadas de la temporada, lo que le llevó a ocupar el farolillo rojo de la LEB Oro, aunque en estos momentos es decimoquinto, con ese balance de dos victorias y seis derrotas.

Tras firmar la semana pasada ante el filial del Barcelona su mejor arranque liguero como foráneo, los ovetenses querrán aprovechar su buen momento de forma para arrebatarle el triunfo al Araberri y así engancharse a los puestos de cabeza en el ecuador de la primera vuelta de la fase regular.

En este sentido, Javi Rodríguez deberá lidiar con la duda de Roope Ahonen, tras haber vuelto a entrenarse esta semana con el equipo, y las bajas, una semana más, en su plantilla ya que continúan en la enfermería Josep Puerto, Alonso Meana y el último en engrosar la lista de lesionados, el holandés Joey Van Zegeren, quien ya estuvo ausente la jornada pasada en el viaje a Barcelona. Esto volverá a dejar a Óliver Arteaga como el referente en el juego interior, mientras que otros hombres como Matti Nuutinen, Davis Geks e Ignacio Rosa le respaldarán desde el perímetro ante un Araberri que se presenta como el conjunto de la LEB Oro que más puntos recibe en su contra: noventa.

Esta es la quinta campaña que ambos conjuntos se ven las caras. Las dos primeras en las campañas 2011-12 y 2012-13, cuando los ovetenses y alaveses jugaban en la LEB Plata, mientras que las siguientes ya fueron en la segunda división del baloncesto nacional después de que el Araberri lograse el ascenso en la temporada 2015-16.

Se da la circunstancia de que el histórico de enfrentamientos presenta un empate a cuatro victorias, dándose la casualidad de que en cada una de las temporadas los dos partidos se decantaron a favor del mismo equipo.

El año pasado fue el turno de los vascos, quienes ganaron en el Polideportivo de Pumarín por 73-78 y en el Polideportivo de Mendizorroza por un contundente 104-74, con el que se puso fin a la anterior racha de tres victorias de los jugadores ovetenses.

Dentro de la plantilla que dirige Antonio Mariano Herrera, destaca por encima del resto la figura del base norteamericano Junior Robinson, quien viene de formar parte del quinteto ideal de la jornada pasada, tras ser el mejor base de la LEB Oro gracias a su actuación en el triunfo del Araberri ante el Prat.

El estadounidense es el máximo anotador de la categoría al promediar 25 puntos por encuentro, a los que también suma 2,5 rebotes y 5 asistencias en los más de treinta y tres minutos que juega de media por encuentro. Estos registros sitúan a Robinson como el cuarto jugador con mejor valoración de la LEB Oro, y el sexto en el ránking de asistencias. La defensa del Liberbank tendrá, pues, un objetivo claro: frenar tanto la dirección del juego del base como su peligro ofensivo.

A la estela de la gran estrella del Araberri se encuentra el alero bosnio Nedim Dedovic, quien la semana pasada fue el máximo anotador del equipo en su visita a tierras catalanas y que cuenta con unos registros de 13,3 puntos, 4,7 rebotes y una asistencia en los cerca de treinta minutos de media que se encuentra sobre el parqué. Además, el bosnio cuenta con un peligro añadido, su lanzamiento desde el perímetro, una alternativa en la táctica de Herrera en la que también aporta su calidad Robinson.

Junto a ellos el otro puntal ofensivo del equipo vitoriano es el escolta congoleño Mathieu Kamba, el hombre que más minutos de juego acumula a sus espaldas al estar sobre la cancha por encima de los treinta y cuatro minutos de media. Un tiempo en el que aporta 12,1 puntos, 3 rebotes y 1,4 asistencias.

 

Fotos

Vídeos