Octubre negro para el Liberbank

El técnico Javi Rodríguez da indicaciones en Pumarín. /  P. LORENZANA
El técnico Javi Rodríguez da indicaciones en Pumarín. / P. LORENZANA

Con la última baja de Roope Ahonen, el equipo de Javi Rodríguez estudia la posibilidad de incorporar un refuerzo para una plantilla mermada de efectivos El cuadro ovetense cierra un primer mes de competición para el olvido

HUGO VELASCO OVIEDO.

El arranque de la temporada 2018-2019 para el Liberbank Oviedo Baloncesto dista de acercarse al inicio soñado por todos. Ni en el plano deportivo, en el que el equipo ha igualado su peor arranque liguero como local desde que milita en la LEB Oro al encadenar tres derrotas consecutivas en Pumarín, lo que le hace presentar un balance de dos victorias y tres derrotas. Ni tampoco en el capítulo de la plantilla. Las lesiones desde la pretemporada han mermado el número de efectivos con los que cuenta el técnico Javi Rodríguez en un vestuario ya de por si corto. Todo ello ha convertido este primer mes de competición en un octubre negro para los ovetenses.

El último apunte en el listado de infortunios que asolan al cuadro azul se escribió a la par que la derrota del pasado sábado ante el Melilla, aunque no fue hasta comienzos de esta semana cuando se cumplieron los peores presagios. En ese momento se confirmó la rotura fibrilar de grado 2 y 2,7 centímetros de largo en el aductor de Roope Ahonen.

El base finés, que venía de ser miembro del quinteto ideal de la cuarta jornada de la LEB Oro, además del hombre más entonado en la plantilla de Javi Rodríguez, arrastraba molestias en el aductor, las cuales le impidieron entrenarse con normalidad en la semana previa al duelo contra el equipo de la ciudad autónoma. Un choque en el que se produjo la rotura definitiva del jugador a los pocos segundos de saltar al parqué de Pumarín. Aun así, se intentó probar en el tercer cuarto, pero al minuto de estar en cancha tuvo que retirarse ya de manera definitiva.

Para el tipo de lesión que sufre Ahonen, el periodo estimado de recuperación es de entre tres y cuatro semanas, aunque el club ovetense no se marca una fecha para su retorno con el grupo, que queda pendiente de la evolución de la lesión del finés.

Esta baja se une a las de Josep Puerto, quien tan sólo tuvo la oportunidad de jugar en este arranque liguero nueve minutos en la visita del Liberbank a Ourense a consecuencia de unas molestias en la espalda que le mantienen de baja indefinida, y a la de Alonso Meana, quien sufría la semana pasada una rotura de fibras en el gemelo derecho. Por suerte para el técnico gallego, en el mismo encuentro de Ourense recuperaba al letón Rolandas Jakstas, quien estuvo ausente en las primeras jornadas por una rotura en el sóleo.

Sin Ahonen y Meana, Javi Rodríguez cuenta tan solo con Fran Cárdenas como base puro, por lo que el club ha puesto un ojo en el mercado de cara a incorporar un refuerzo para una plantilla ya de por sí corta ante el planteamiento que se tomó esta campaña, en la que se decidió apostar por diez seniors y dos jugadores del equipo de Liga EBA.

El propio Rodríguez ya habló tras el duelo contra el Melilla sobre posibles incorporaciones. «Si mañana se lesionan otros dos jugadores más, pues igual hay tomar medidas, pero de momento somos los que hay y en principio seremos estos. Si viene algún refuerzo, no lo sé. Estoy encantado con lo que tengo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos