«Tenemos que pelear por terminar entre los primeros»

«Tenemos que pelear por terminar entre los primeros»
Fran Sánchez, en la pista con dos balones / AURELIO FLÓREZ

El conjunto rojiblanco presenta un bloque similar al de la temporada pasada, con el norteamericano Ejim como fichaje más destacado Fran Sánchez Técnico del Gijón Basket

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Cuatro meses después de su histórica participación en la 'final four' clasificatoria para la fase de ascenso a LEB Plata, el Huniko Gijón Basket regresa a la competición. El equipo revelación de la pasada temporada en Liga EBA comienza una nueva etapa este sábado, cuando visitará la cancha del Virgen de la Concha zamorano. El técnico Fran Sánchez sigue al frente de un proyecto con ambiciones renovadas en el que se mantiene la base del último curso.

-¿Qué sensaciones le deja la pretemporada a pocos días del debut?

-Creo que en los tres últimos amistosos hemos dado un buen nivel. Evidentemente, nos faltan muchas cosas por el punto de la temporada en el que nos encontramos, pero el equipo ha funcionado y empieza a verse lo que queremos de él de cara a la liga. Estamos teniendo algún problema con los americanos, que tienen algunas molestias físicas. Ryan Ejim está aún en periodo de adaptación porque sufrió hace unos meses una lesión en la rodilla y Dyachenko ha podido participar solo en un par de entrenamientos. Es la mayor preocupación ahora mismo.

-Se han ido jugadores como Rubiera o Pegues, pero la base de la temporada pasada se mantiene. ¿Tiene mejor plantilla este año?

-Es difícil saberlo. Este año no sé si es mejor, pero posiblemente está más equilibrado. Tenemos dos jugadores por posición y con Ryan tenemos una rotación interior de cuatro jugadores, que es algo que nos hacía sufrir mucho el año pasado en algunos partidos.

-¿Qué jugador de los recién llegados le ha sorprendido más?

-Ryan Ejim, en cuanto coja a su nivel, puede ser un jugador determinante en la liga. No me sorprende Pablo Bretón, porque ya lo conocía. Nos va a dar un equilibrio al juego que hasta ahora no teníamos, con un base puro y de la vieja escuela. Pablo era una vieja aspiración mía. Me parece el mejor base asturiano que hay actualmente.

-Quien parece que tendrá un papel importante es Carlos Suárez.

-Carlos ya dio un paso al frente el año pasado, con una media de veinte minutos por partido. Lo que tiene que hacer es consolidar todo ese trabajo. Ante la baja de Rubiera, Pegues y demás tiene que asumir más en ataque, en decisiones finales de partidos o ataques individuales, pero el paso importante ya lo tiene dado.

-¿Cuál es la situación de Diego Sánchez?

-No se podrá incorporar hasta finales de año por temas laborales, se encuentra en Estados Unidos trabajando. Para nosotros es un fundamental. Va a ser el mejor al que podamos optar y tenemos que aprovechar tanto su experiencia como su buen hacer en la cancha. El año pasado ya demostró que a pesar de sus 42 años está hecho un chaval.

-Después de soñar incluso con el ascenso hace unos meses, ¿cuál es el objetivo de esta temporada?

-Si partimos de la base de que el año pasado salíamos a no descender y terminamos segundos es difícil situarnos en la liga. El equipo tiene que estar peleando por entrar entre los cinco primeros, pero el principal objetivo es salvar la categoría cuando antes. Después de eso, ojalá que vivamos algo similar a lo de la 'final four'. Creo que no va a haber ningún equipo como Marín, que acabó la competición sin perder. Chantada, Salamanca o León parten con muy buenas plantillas, más otros que pueden sorprender. Es una liga muy igualada y quien no arranca con fuerza puede sufrir mucho.

-La afición ya echaba de menos la competición.

-El año pasado arrancamos con unas trescientas personas y acabamos con una media de novecientas o mil. En una categoría semiprofesional la gente lo que te pide es un equipo que lo dé todo, por eso te aplauden tanto en la victoria como en la derrota. Creo que la afición del Gijón Basket se enganchó al equipo por la forma de trabajar más que por los resultados, porque nunca dimos un partido por perdido y eso la gente lo agradece. Un claro ejemplo es el partido del otro día contra el Círculo, en el que el equipo más ovacionado fue el perdedor.

-¿La fusión con el Teslacard Círculo es una puerta cerrada?

-Es una pregunta que los entrenadores no deberíamos responder. Yo estuve en las negociaciones porque nuestro director deportivo no podía estar por motivos personales y el club decidió que fuera yo. Nosotros nunca hemos estado cerrados siempre que se trate de una fusión y no de una absorción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos