El Plasencia no da opción al Teslacard

Swift trata de robarle el balón a Robert. /  DIARIO HOY
Swift trata de robarle el balón a Robert. / DIARIO HOY

El enorme acierto local desde el perímetro en la primera mitad desniveló un partido en el que los de Galán acusaron la baja por lesión de Ángel Moro

VÍCTOR MANUEL ROBLEDO GIJÓN.

El Teslacard Círculo no pudo prolongar las buenas sensaciones de su partido del pasado miércoles ante el Clavijo. El conjunto gijonés regresó de vacío de su visita a Plasencia tras caer por 83-68 en un encuentro que comenzó a escapársele de las manos en el segundo cuarto. La derrota supone un importante revés para los de Nacho Galán, que ven cómo uno de sus principales rivales en la pelea por la permanencia en LEB Plata empieza a coger aire.

83 PLASENCIA

0 TESLACARD

Plasencia:
Morgan (17), Medina (9), Gallardo (13), Arturo Fernández (7), Robert (6) -quinteto inicial-, Villarejo (7), Cardito, Mario Álvarez (6), Tomasevic (13) y Mabior (7).
Teslacard Círculo:
Martyce (9), Yengue (9), Saúl Blanco (18), Javi Menéndez (8), Swift (8) -quinteto inicial-, Rubiera (3), Djordjevic (4) y Osayande (9).
Parciales:
21-21, 50-36, 68-53 y 83-68.
Árbitros:
Jesús Marcos y Rodrigo Garvin.
Incidencias:
unos trescientos espectadores en el Pabellón Ciudad de Plasencia.

El primer cuarto transcurrió con gran igualdad. El Plasencia entró mejor en la cancha, con un parcial de 7-0 de inicio que fue respondido a renglón seguido por el Teslacard. Saúl Blanco, muy acertado, lideró la rápida reacción gijonesa junto a Shane Osayande, que regresaba al equipo tras dos semanas de baja por lesión.

El partido se rompió en el segundo cuarto. El Plasencia firmó un parcial de 14-2 gracias al enorme acierto desde el perímetro de Medina, Gallardo y Villarejo. El Teslacard, muy errático durante todo el encuentro desde la línea de tres, consiguió mantenerse vivo en el partido sacando provecho de su juego interior, pero todo cambió en el último minuto antes del descanso, con otro parcial de 10-0 que abrió una brecha demasiado grande en el marcador para los de Galán. La baja de un base específico como Ángel Moro, ausente ayer por lesión, se notó en un equipo que echó en falta algo de pausa en momentos puntuales.

La ventaja dio alas al Plasencia. Los locales, intensos en defensa, se mostraron muy cómodos en la cancha tras el paso por los vestuarios. El Teslacard, por su parte, entró en una fase de precipitación al ver que los minutos para remontar comenzaban a agotarse. El tercer cuarto se cerró con quince puntos de ventaja para el Plasencia (68-53).

El cambio de sistema en el último cuarto permitió al Teslacard recobrar un hilo de vida. El conjunto gijonés, de nuevo con Saúl Blanco como referencia, logró reducir la desventaja hasta los ocho puntos. Cuando las dudas comenzaban a asomar en el Plasencia, dos ataques consecutivos desaprovechados acabaron con sus opciones de remontar.

Al término del partido, Nacho Galán admitió que «el Plasencia ha sido justo vencedor». El técnico gijonés lamentó el escaso acierto de su equipo desde el perímetro, «con dos aciertos de quince», así como el fatídico minuto previo al descanso, «en el que pasamos de tener el partido controlado a irnos catorce abajo». Galán, en cualquier caso, se mostró tranquilo. «Estamos jugando bien y trabajando bien. Creo que se están marcando bien los objetivos», concluyó.

 

Fotos

Vídeos