Primer 'match ball' en Palencia

Chema González realiza un mate durante el entrenamiento. /  H. A.
Chema González realiza un mate durante el entrenamiento. / H. A.

El Unión Financiera, que juega esta noche en tierras castellanas, tendrá la ocasión de certificar su pase a las semifinales de los 'play off'

HUGO VELASCO OVIEDO.

Después de iniciar la eliminatoria de cuartos de final con dos triunfos en Pumarín, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo viaja ahora a Palencia, donde esta noche -21 horas- tendrá lugar en el Pabellón Municipal de los Deportes de Palencia el tercer encuentro de la serie ante el Chocolates Trapa. El conjunto palentino no tiene margen para el error ya que la eliminatoria está en 2-0 a favor de los asturianos.

Con toda la plantilla disponible, a excepción del lesionado Fran Cárdenas, la expedición ovetense viaja en el mismo día a tierras castellanas para afrontar el primero de los 'match balls' que le otorguen el pase a la siguiente ronda de los 'play off'. Para ello, el equipo que dirige Carles Marco deberá mantener el buen juego interior que mostró en los encuentros ante su público. Una faceta que resultó clave en la victoria del domingo y, de manera especial, el aporte del MVP del equipo, Óliver Arteaga. Junto al pívot tinerfeño, Chema González y Mouhamed Barro, quien cumplió ayer 23 años, deberán mantener la fortaleza en la lucha sobre la pintura y en el rebote ofensivo con el que generar segundas jugadas.

La parcela en la que, a buen seguro, se trabajó a lo largo de esta semana fue en la de perfeccionar el rebote defensivo y los lanzamientos desde el exterior, auténticos puntos negros del equipo carbayón. En el caso de tener estos aspectos a su favor, será difícil que a los ovetenses se les escape el triunfo del Pabellón Municipal de los Deportes de Palencia, un escenario en el que se estrenarán tras la reforma que se llevó a cabo en las instalaciones. Ahí se reunirán cerca de 5.000 aficionados, entre los que habrá presencia de seguidores procedentes del Principado, quienes no quieren dejar solo a su equipo ante esta primera gran oportunidad para eliminar, por primera vez en su historia, al Palencia en una ronda eliminatoria de ascenso a la ACB.

Pero el conjunto que dirige Alejandro Martínez intentará ponerle las cosas difíciles a los asturianos, como ya hiciese en Pumarín. Todo ello a pesar de jugar con la presión de estar obligados a ganar sí o sí para mantener viva la eliminatoria y forzar el cuarto encuentro, el cual se disputaría el domingo, de nuevo, en suelo palentino, pero en esa ocasión a las 12.30 horas.

El técnico castellano deberá aprovecharse de la veteranía de hombres como Urko Otegui, Jordi Grimau y Andrés Miso, y la fuerza de Nikola Cvetinovic para compensar la menor profundidad de banquillo que ya se hizo palpable en Pumarín, donde la consistencia del equipo morado se diluyó con el paso de los minutos.

Más

 

Fotos

Vídeos