«Mi principal motivación es volver a pasármelo bien y sentirme valorado»

Saúl Blanco, en la rampa de acceso al Palacio de Deportes. /  ARNALDO GARCÍA
Saúl Blanco, en la rampa de acceso al Palacio de Deportes. / ARNALDO GARCÍA

El alero ovetense inicia la pretemporada con su nuevo equipo «con muchas ganas e ilusión» ante el reto del histórico debut en LEB Plata Saúl Blanco Jugador del Círculo Gijón Baloncesto y Conocimiento

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Saúl Blanco (Oviedo, 1985) vive en una especie de déjà vu desde el pasado lunes, cuando arrancaron los entrenamientos del Círculo Gijón en el Palacio de Deportes. «Volver al mismo vestuario, a pisar el parqué y la línea de tiros... Es especial», admite con una permanente sonrisa el jugador del Círculo Gijón, con cerca de trescientos partidos en la ACB. Su regreso doce años después de cerrar su etapa en el Gijón Baloncesto es el gran aliciente del club de cara a su histórico estreno en LEB Plata.

-¿Qué tal los primeros entrenamientos de pretemporada?

-Vengo de entrenar en solitario y ahora hacerlo en grupo, con otro ritmo, se nota, pero estoy con muchas ganas y mucha ilusión, conociendo a los compañeros. A ver si poco a poco van llegando el resto y nos vamos acoplando unos a otros para entrenar fuerte antes de que empiece la temporada.

-¿Se imaginaba hace un par de meses que su futuro inmediato pasaba por Asturias?

-Llevaba tanto tiempo fuera que volver a casa era una opción muy atractiva. Al final se dio aquí en Gijón y es fantástico. Estar de nuevo en el pabellón en el que debuté como profesional, ante una afición que será muy parecida a la de entonces aunque no sea el mismo club... Estoy muy contento de formar parte de la familia del Círculo y de este nuevo proyecto que ha arrancado hace poco, pero que tiene las cosas muy claras.

-Llega a un club que tiene poco más de un año de vida.

-Yo empecé a seguirlo cuando salió la noticia del fichaje de Swift. Sabía que se había formado un equipo en Gijón, pero poco más. Con el 'boom' de Robert, que apareció en todos los medios, mis amigos y mis conocidos empezaron a preguntarme. Luego les surgió la posibilidad de salir a jugar en LEB Plata y empezaron las conversaciones para venir aquí.

-Imagino que tendría ofertas de equipos de superior categoría, ¿le costó mucho decidirse?

-Cuando me llamaron el proyecto todavía estaba verde, entre comillas, porque no se sabía en qué competición iba a salir. Después fue muy rápido, no hubo ni negociación, solo facilidades por las dos partes. En la primera conversación ya les dije que era una opción real que yo viniera al Círculo y que tenía muchas ganas de volver a casa, estar tranquilo con mi familia y regresar a mis orígenes. Qué mejor lugar que Gijón.

-Ninguno de los jugadores del equipo ha jugado en LEB Plata.

-Me han dicho que es muy complicada, con equipos que tienen un gran presupuesto y buenas plantillas para intentar subir a LEB Oro. Tenemos muchos jugadores sin experiencia en el basket profesional, pero puede ser un arma de doble filo. Nos puede ir bien que la gente no nos conozca y seamos la sorpresa o que pequemos un poco de novatos. Yo espero que sea más lo primero que lo segundo (ríe).

-¿Cuál ha sido su principal motivación para aceptar el reto del Círculo?

-Volver a pasármelo bien y sentirme valorado en un equipo tanto dentro como fuera de la cancha. Divertirme y ser feliz. Creo que aquí voy a conseguir todo eso, aparte de un buen rendimiento deportivo. Estoy con muchas ganas. El verano ha sido para mí muy largo.

-Llega al club con la responsabilidad de ser su jugador franquicia antes incluso de haber jugado un solo partido.

-Lo sé (sonríe). Para mí es un orgullo volver aquí y representar a esta ciudad que me vio dar los primeros pasos como profesional. Es bonito y atractivo. Yo entiendo que el club tiene que sacar el máximo partido de todo. Si pueden aprovechar esta imagen para promocionarlo, para eso estamos. Vengo a ayudar para que el equipo crezca poco a poco.

-El otro emblema del Círculo es desde la pasada temporada Robert Swift, ¿qué le ha parecido en las distancias cortas?

-Me ha sorprendido lo grande que es. En estas competiciones no hay jugadores tan grandes. Tenemos que saber sacar partido de su estatura y su conocimiento del juego. Ha jugado varias temporadas en la NBA y nos puede aportar muchas cosas en todas las facetas.

-En un mes verá el Palacio con una imagen similar a la de su etapa en el Gijón Baloncesto.

-Fueron dos años muy bonitos. Había más de dos mil personas y ese es uno de los objetivos ahora: intentar llenar el anillo inferior del Palacio. Si conseguimos un buen arranque seguro que nos daría un empujón. A ver si poco a poco lo vamos sacando adelante y el basket profesional se asienta en Gijón.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos