El Teslacard se lleva el derbi

El Teslacard se lleva el derbi
Jorge Peteiro

El equipo negrillo superó al Huniko Gijón en un partido que comenzó a desequilibrarse en el segundo cuarto

VÍCTOR M. ROBLEDO

El Teslacard Círculo Gijón recibió un soplo de moral a una semana de su debut en LEBPlata. El conjunto negrillo superó al Huniko Gijón Basket en el esperado derbi local y se llevó la Copa Principado. El partido, muy igualado en el tramo inicial, comenzó a romperse en el segundo cuarto gracias al acierto de Saúl Blanco desde el perímetro y al incansable trabajo de Javi Menéndez, una de las gratas sorpresas de la tarde.

El Huniko Gijón Basket entró en cancha mejor que su rival. Con un quinteto muy similar el equipo base de la pasada temporada –Carlos Suárez, Hatch y Wineglass se mantienen este año–, los de Fran Sánchez se pusieron por delante en el marcador pronto, aunque sin abrir brechas importantes. Un parcial de 10-0 en el primer cuarto abrió el primer corte. Ryan Ejím, llegado este verano, se las veía en la zona con Robert Swift en un interesante duelo individual. El exgrupista Bretón, por su parte, asumía con buena mano los galones en la dirección. Parecía que la igualdad sería la tónica dominante durante todo el partido.

En el segundo cuarto, sin embargo, comenzaron a asomar las diferencias entre ambos equipos, con un parcial de 9-0 a favor del Teslacard Círculo que cambió la tendencia. El serbio Nemanja Djordjevic exhibió su imponente poderío físico pese a disputar apenas trece minutos de juego, mientras que Javier Menéndez se destapó por su capacidad para coger rebotes: capturó quince en todo el partido.

El Teslacard Círculo llegó con una ventaja de siete puntos al descanso sobre el Huniko Gijón. Tras el paso por los vestuarios las fuerzas volvieron a igualarse gracias especialmente a Ejim. El pívot norteamericano mantuvo vivo a su equipo con 27 puntos y nueve rebotes en su esperanzador debut.

Una marcha más

En el último cuarto, el Teslacard metió una marcha más y llegó a disparar las diferencias hasta los 19 puntos. La Copa Principado parecía sentenciada en favor de los de Nacho Galán, pero al Huniko aún le quedaba una vida. Con las mismas señas de identidad que le llevaron el año pasado a pelear por el ascenso –una defensa muy intensa, velocidad en las transiciones y acierto en el poste bajo–, el equipo rojiblanco fue reduciendo la brecha hasta los cinco puntos.

El partido parecía vivo e impredecible, pero el Teslacard supo tirar de experiencia y talento para manejar los tiempos. Kimbrough aportó la pausa que le faltó en algunos tramos del choque. Osayande acertó bajo el aro y el marcador quedó sentenciado.

Tanto el Teslacard como el Huniko exhibieron su potencial de cara a una temporada que se presenta ilusionante para ambos equipos. La Copa Principado, además, se vivió como una gran fiesta en las gradas del Palacio, donde se dieron cita más de setecientos aficionados. Muchos acudieron directamente desde El Molinón y aportaron colorido a la grada. El baloncesto gijonés demostrestar vivo que nunca.

 

Fotos

Vídeos