El Grupo cae eliminado ante el Nava en un mal partido en ataque

Pepe Espina lanza, con Carlos Prendes atento desde la posición de pivote, en el choque de ayer. /
Pepe Espina lanza, con Carlos Prendes atento desde la posición de pivote, en el choque de ayer.

Los grupistas, que sufrieron las lesiones de Jano y Miguel Paraja, comenzaron muy bien, pero los numerosos errores les condenaron

VÍCTOR LÓPEZ / J. L. C. GIJÓN.

El Grupo Covadonga cayó en la primera ronda de la Copa del Rey tras perder anoche en su feudo del Braulio García contra el Balonmano Nava (21-22).

21 GRUPO

22 NAVA

Grupo Covadonga:
Jorge Martínez; Pablo Fernández (1), Jano (1), Samuel Pérez (4,1p), Javi Ancizu (1), Miguel Paraja (6), Carlos Prendes (3) -siete inicial-, Emilio Vallado, Sergio Vizcaíno, Adrián Rodríguez Valdés, Edu Conlledo, Ferni (1), Álex Santos (1), Pepe Espina y Alexis (3).
Balonmano Nava:
Carlos Cabada; Simón (4), Ismael Villagrán (2), Isma Juárez (4), Julián (2), Bruno (2), Alberto -siete inicial-, David de Diego, Carlos Domínguez, Campillo (1), Darío (3) y Carlos (4).
Marcador cada cinco minutos:
2-1, 6-3, 9-6, 9-9, 9-10, 10-11, 12-12 (descanso), 15-13, 16-17, 18-19, 20-20 y 21-22.
Árbitros:
Daniel Portela Fernández y Martín Rodríguez Mondelo (Galicia). Excluyeron al local Álex Santos.
Incidencias:
encuentro de la primera eliminatoria a partido único de la Copa del Rey disputado en el polideportivo Braulio García, que registró una discreta entrada.

Los numerosos errores de los grupistas en la culminación de las jugadas y en el pase dieron la posibilidad a los segovianos de pasar la eliminatoria, que les hubiera dado la posibilidad de enfrentarse al Ciudad Encantada de Cuenca.

La clave del partido estuvo en su tramo final cuando el Grupo estuvo tremendamente espeso en ataque y no fue capaz de meter un tanto en los últimos cinco minutos.

Sin embargo, el encuentro comenzó muy bien para los gijoneses, que defendieron a gran nivel al mismo tiempo que el ataque era fluido.

Ancizu puso a los suyos con un 7-3 bastante favorable que abría el camino de la victoria contra un duro rival que en teoría era favorito por su papel la pasada campaña. Pero poco a poco, el conjunto castellano-manchego fue reduciendo diferencias en el marcador hasta que el exgrupista Isma Juárez, que ayer jugó de lateral, igualó el partido (9-9) a diez minutos para el descanso.

Hasta el final de este primer periodo, el central Miguel Paraja fue protagonista con sus facilidad anotadora. Pero en el segundo acto desapareció de la cancha.

En la reanudación, el Grupo volvió a tomar el mando del partido gracias a los tantos del zurdo Samuel Pérez y los pivotes Carlos Prendes y Alexis, que dieron ventaja a los locales (15-12). Pero en cinco minutos, el Nava empató el partido con un lanzamiento de Simón (15-15).

Los errores en ataque de los grupistas se sucedieron y los visitantes se pusieron con dos tantos de diferencia a su favor (16-18) empezaron a creer en eliminar a los pupilos de Villaldea, que acertaban a batir al meta David de Diego, que realizó diez paradas en esta segunda parte, mientras que en la primera Carlos Cabada hizo ocho. Curiosamente, el meta titular del Nava Alberto Miranda no jugó.

Dos lesiones importantes

Como es habitual en los últimos partidos, el Grupo confiaba en acertar en ataque en su tramo final, ayudado como siempre por las paradas del meta Jorge Martínez, que ayer hizo 18. Sin embargo, todo salió al revés, porque con el marcador 21-22 Samuel falló un claro lanzamiento ante el portero De Diego y el veterano lateral Pablo Fernández estrelló el balón en un poste y tuvo una segunda oportunidad, pero ayer no era el día de los grupistas.

Lo peor son las lesiones de Jano en el primer tiempo y de Miguel Paraja al final del encuentro, que se suman a la de Juanín, por lo que de cara al partido con Valladolid la situación se complica.