El Club Balonmano La Calzada renuncia a competir en Europa

El club no ha logrado reunir el dinero necesario para abordar la EHF Challenge Cup con las garantias suficientes

J. A. G. GIJÓN.

No pudo ser. El Club Balonmano La Calzada no podrá disputar la próxima temporada competición europea. El cuadro gijonés no ha podido reunir el dinero suficiente para afrontar la EHF Challenge Cup con las suficientes garantías financieras y ha trasladado a la Federación Española la imposibilidad de ocupar la plaza que había conquistado en la cancha, tras ganar la Copa de la Reina.

«Para afrontar una eliminatoria sin ambición es mejor renunciar». Estas palabras son de Alberto Suárez Braña, gerente del club La Calzada, y explican con precisión los motivos por los que la entidad ha optado por centrar sus esfuerzos en las competiciones domésticas -Supercopa, Liga y Copa- en las que participará con misma ambición del último curso.

Explica Suárez Braña que el presupuesto previsto para el nuevo ejercicio se incrementará en torno a un 20% más que último en vigor. Sin embargo, no es suficiente para encarar una competición que requiere viajes al extranjero, para los cuales no hay un respaldo económico suficiente. «Es evidente que podríamos encarar la primera eliminatoria, pero si pasamos ronda supondría un desfase de las cuentas y eso no podríamos permitirlo», subraya el gerente de un club que anunciará en breve el patrocinador principal para la próxima temporada.

El Balonmano La Calzada hizo público ayer una nota en la que destaca los esfuerzos realizados para «consolidar las estructuras económicas» que requiere tomar parte en la competición continental y agradece el apoyo a todas las instituciones que ofrecen su colaboración.

El equipo que dirige Diego Lafuente ha perdido a varias jugadoras que eran piezas importantes en su engranaje. Sin embargo, el propósito del área deportiva es que no solo no se pierda nivel sino que se busquen los refuerzos para continuar con el crecimiento deportivo de la entidad.

 

Fotos

Vídeos