«Entramos asustados y nos faltó intensidad a la hora de atacar»

El partido de ayer dio la razón a un Juan Muñiz que en todas sus intervenciones había manifestado que «somos peor equipo que nuestros tres rivales». A partir de esta premisa pedía a sus jugadores disfrutar, algo que «lamentablemente no pudieron hacer porque salimos asustados y no tuvimos la intensidad necesaria en ataque. En defensa tengo poco que decir, pero en ataque nunca encontramos nuestro ritmo». Lo mejor, «que los chavales pelearon hasta el final y dejaron una diferencia de diez goles en cinco. Somos un equipo joven, necesitamos jugar estos partidos para aprender y seguiremos peleando».