BALONMANO

«El gran activo del Siero son sus jugadoras jóvenes»

El nuevo entrenador del Siero Deportivo, Luis Garabaya. /  P. BREGÓN
El nuevo entrenador del Siero Deportivo, Luis Garabaya. / P. BREGÓN

Luis Garabaya, hermano del exinternacional asturiano, asume el reto de coger las riendas del conjunto poleso

MARÍA SUÁREZ POLA DE SIERO.

El entrenador avilesino Luis Garabaya será el encargado de dirigir al Siero Deportivo Balonmano la próxima temporada. La decisión de aceptar el puesto, explica el propio técnico, es la correcta por «la confianza que transmiten tanto la directiva como el proyecto».

Este club de 'guerreras' sierense afronta su segunda campaña en División de Honor Plata y lo hace con el objetivo prioritario de asegurar la estabilidad del primer equipo en la categoría. La receta la tienen clara club y entrenador. «Se está haciendo un gran trabajo a nivel de cantera y eso es indispensable para estabilizar al equipo y ser referente de todas las jóvenes jugadoras», comenta el avilesino.

El técnico, con el que el Siero se puso en contacto a mediados de mayo para mostrarle su interés, llega tras jugar la fase de ascenso con su exequipo, el BM Corvera, y lo hace con la ilusión que despiertan los nuevos retos. «A nivel personal aportaré experiencia para instaurar un buen método de trabajo, ayudando a los entrenadores de base en lo que necesiten: el objetivo es que nuestras jugadoras obtengan la formación más completa», explica Luis, hermano del también exjugador de balonmano Rubén Garabaya.

Luis tiene asumido que, para luchar contra la diferencia de presupuesto, el Siero ha de potenciar su piedra angular: la cantera. «El principal activo de este club son sus jugadoras jóvenes, debemos concentrarnos en mantener el grupo existente, que compitió a un buen nivel, y mejorar la base para nutrirnos de las categorías inferiores», analiza el asturiano.

«Un trabajo encomiable»

Para Garabaya, la dirección «está haciendo un trabajo encomiable» en cuanto a la gestión de los recursos económicos, lo que garantiza el futuro a medio plazo del club. «Tenemos mucho que agradecer a todas las personas y empresas involucradas en este proyecto, son indispensables para hacer nuestra labor», destaca el técnico, que dirigirá un club que ya tuvo que renunciar a ascender a la Segunda División por falta de presupuesto dos temporadas atrás.

Esa pesadilla, que no por superada queda en el olvido, es la mejor lección para un club que ha logrado la estabilidad a base de trabajo. A este esfuerzo, basado en la ilusión y la cantera, se suma ahora el avilesino, que tiene experiencia en diversos equipos masculinos y femeninos. La Calzada, en Honor Plata y Primera femenina, y la Atlética Avilesina y el Corvera, en Primera y Segunda Masculina, son algunos de los bancos por los que ha pasado Garabaya, que fue también seleccionador regional en categorías inferiores.

Con quien ha crecido en el mundo del balonmano es con su hermano, Rubén Garabaya, internacional español al que 'gana' en experiencia en los banquillos ya que finalizó su carrera como jugador muy pronto. «Rubén ha tenido una carrera más longeva, es uno de los jugadores más inteligentes que he conocido y aportará todo su conocimiento también como entrenador», comenta el nuevo técnico del Siero.

Precisamente con su hermano intercambia experiencias habitualmente, algo que harán de nuevo en el campus de tecnificación que ambos organizan en Ribadeo en unos días. «Solemos hablar y compartir nuestras experiencias a menudo. No sé lo que le he podido aportar yo con nuestros intercambios de impresiones, pero, desde luego, a mí él me aporta mucho», concluye un Garabaya que ya piensa en mantener el nombre del Siero en letras de plata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos