El Grupo gana un intenso derbi al DKV Gijón

Los grupistas Alexis y Víctor Garrido tratan de evitar el lanzamiento de Diego Cruz, en el partido disputado ayer en el Braulio García. /  ARNALDO
Los grupistas Alexis y Víctor Garrido tratan de evitar el lanzamiento de Diego Cruz, en el partido disputado ayer en el Braulio García. / ARNALDO

Los grupistas se llevan el triunfo ante un notable 'siete' rojillo, cuyo técnico Gulín recibió tarjeta azul por la que puede ser castigado tres partidos

J. L. C.GIJÓN.

El Grupo se llevó un intenso derbi local ante el DKV Gijón Jovellanos (26-22), en un partido que tuvo dos fases bien diferenciadas. En la primera, los visitantes dominaron el encuentro, apoyados en la excelente actuación del meta Cardín, que realizó once paradas y detuvo dos penaltis.

Tras el descanso, el Grupo, con un buen Germán en la portería y con una gran fluidez en ataque, fue poco a poco reduciendo distancias hasta conseguir dar la vuelta al resultado. El parcial para los locales de 18-10 dejó las cosas muy claras.

En los treinta minutos iniciales, los jovellanistas controlaron el encuentro. Cardín desde la portería dio seguridad a sus compañeros, que acertaron en todos los tipos de lanzamientos que efectuaron, con especial acierto por parte de Kevin y Diego Canal para irse al descanso con cuatro goles de ventaja (8-12).

En la reanudación, los grupistas apretaron, con Germán muy seguro desde la portería. Así, Sergio Martínez, en el minuto 51, empató el partido y, a renglón seguido, Neymar, otra de los destacados, puso por primera vez a los suyos por delante en el marcador (22-21). Fue este mismo jugador el que con sus tantos decidió el encuentro en su tramo final.

A tres minutos de la conclusión, el técnico visitante Ángel Gulín solicitó a los colegiados tarjeta roja al entrar Hugo por el extremo y ser agarrado por el brazo. Protestaron ambos banquillos y Gulín echó la culpa de la reyerta a los árbitros, quienes reflejaron en el acta que les insultó. El técnico, que se enfrenta a una sanción de tres partidos, lo negó y pidió perdón.