BALONMANO

El Liberbank Gijón desconfía del recién ascendido La Salud

De cara al estreno liguero de hoy en Tenerife, arrastra la baja de la lateral cubana Lorena, mientras que la meta titular Raquel es duda

J. L. CALLEJAGIJÓN.

El Liberbank Gijón de la División de Honor Femenina inicia la temporada en Tenerife ante el recién ascendido conjunto de La Salud (19 horas, Pabellón Quico Cabrera). Este primer partido de la temporada será arbitrado por la pareja cántabra Fernanda Espino Guerra- Xiomara Delgado Hernández.

El equipo gijonés tiene la importante baja de la cubana Lorena Téllez por problemas en el retraso de su visado. La lateral zurda, vital en los éxitos del equipo las dos últimas campañas, se incorporará en octubre, ya que es la fecha que le han dado para tramitar todo el papeleo en su país, pese a que el club fabril hizo todo lo posible para que regresase lo antes posible. A este problema se suma la lesión de la meta Raquel, con problemas de espalda. Esta circunstancia no le ha permitido intervenir en partidos amistosos de pretemporada. Pero ante la ausencia de la meta juvenil Lucía Alonso, se ha visto obligada a viajar y el preparador Diego Lafuente confía en recuperarla para el duelo de hoy.

El técnico considera que será un partido complicado, pese a que el conjunto canario militó la campaña anterior en la segunda categoría nacional. «Aunque es un equipo que ascendió, se ha reforzado en gran medida con Judith Vizuete, máxima goleadora en Liga la temporada pasada, en la que jugaba en Granollers, y viene de perder por escaso margen la Copa de Canarias con el Rocasa, actual campeón de Liga».

A este fichaje se unen otras jugadoras de gran nivel en su plantilla como la central Cioca, la pivote Katarina Bojicic y la lateral Adriana Chelaru, sin olvidar a la segunda línea gijonesa Alba Noriega, que subió con las isleñas a la máxima categoría y anteriormente lo hizo con el conjunto fabril».

Será la cuarta temporada consecutiva del Liberbank Gijón en la élite desde que dio el salto a la máxima categoría en mayo de 2016. El equipo gijonés, campeón de la Copa de la Reina en 2018, único título de la historia del balonmano asturiano, ha conseguido formar un 'siete' muy competitivo que lucha contra los mejores de la División de Honor femenina.

El 'siete' fabril, quinto y cuarto clasificado, respectivamente, en la Liga los dos cursos precedentes, ha realizado un excelente pretemporada con victorias ante Porriño, derrota y triunfo contra el Zuazo Barakaldo y un excelente segundo puesto en el Torneo del Bera Bera de San Sebastián, en una final en la que tutearon a las donostiarras, vigentes campeonas de la Copa y subcampeonas de Liga.

Las gijonesas remataron la pretemporada con la consecución el pasado fin de semana de su cuarta Copa Principado, en la que vencieron al Oviedo Femenino de la División de Honor Plata por 31-18.