BALONMANO

El Luanco no puede con el Palencia y se aleja del sueño

La plantilla del Villa de Luanco hace piña en un polideportivo de Gozón a rebosar. /  CD VILLA DE LUANCO
La plantilla del Villa de Luanco hace piña en un polideportivo de Gozón a rebosar. / CD VILLA DE LUANCO

El conjunto luanquín necesita ganar a Urduliz y soñar con un tropiezo de los palentinos o con ser uno de los tres mejores segundos clasificados

SANTY MENOR AVILÉS.

El Hotel La Estación Villa de Luanco necesitará una carambola para lograr lo que sería un histórico ascenso como anfitrión a Primera Nacional. El conjunto dirigido por Manolo Gutiérrez estuvo cerca, pero no pudo ayer con el Pizzería La Nonna Balopal (14-17), por lo que no depende de sí mismo para dar el salto de categoría.

Para ser primeros, los luanquinos necesitan ganar hoy (12.30 horas) al líder de grupo Urduliz y que el Culleredo, que ha perdido los dos encuentros disputados en este sector, venza al Balopal (10.30). La otra vía local para dar el salto, sería ganar por una amplia diferencia de goles a los vascos y entrar en la terna de tres mejores segundos que también conseguirán el ascenso junto a los seis primeros clasificados.

En cualquier caso, el encuentro de ayer tuvo un sabor agridulce. Por un lado, Luanco volvió a vibrar con el balonmano. El polideportivo de Gozón se llenó hasta la bandera y los jugadores se sintieron como auténticos profesionales, aunque quizá esa tensión, esos nervios, les atenazó a la hora de finalizar las jugadas de ataque, algo que refleja el marcador del encuentro, que al descanso señalaba un mínimo 5-8.

Aunque el peso del partido lo llevaron siempre los gallegos, por un momento parecía que la remontada iba a llegar. El Villa de Luanco nunca se desenganchó y, llevado en volandas por la afición, llegó a empatar el partido a falta de diez minutos para el final. Sin embargo, en los momentos clave, la mayor experiencia palentina hizo que la victoria local se escapase.

En cualquier caso, el Villa de Luanco ha llegado con opciones a la última jornada y se espera que el polideportivo de Gozón vuelva a registrar una gran entrada para arropar a los suyos en busca de un milagro o una carambola que se puede dar.