Oportunidad de redención para el Liberbank Gijón

Las jugadoras del Liberbank, durante el último entrenamiento en La Arena. /  DAMIÁN ARIENZA
Las jugadoras del Liberbank, durante el último entrenamiento en La Arena. / DAMIÁN ARIENZA

El conjunto de Diego Lafuente quiere un triunfo revitalizante tras los dos últimos tropiezos

J. L. CALLEJA GIJÓN.

El Liberbank Gijón confía en enderezar el rumbo ante el recién ascendido Morvedre de Sagunto (17.30 horas, Pabellón de La Arena) después de dos derrotas consecutivas en este arranque de la temporada en División de Honor.

El conjunto gijonés hacía tiempo que no perdía dos partidos seguidos y quiere hacer propósito de enmienda en un duelo que, de ganar, le permitiría reengancharse a la parte alta de la tabla.

El técnico Diego Lafuente reconoce que en los últimos tiempos «no tuvimos un percance de dos derrotas seguidas, porque estamos acostumbrados a dinámicas positivas». Insiste el preparador gijonés en que «los dos resultados negativos nos pueden parecer extraños, pero los tenemos que asumir». El entrenador del Liberbank, en un análisis de los encuentros que perdió su equipo asegura que «contra el Málaga no tuvimos la intensidad defensiva de otros encuentros y en Granollers fallamos hasta diecisiete lanzamientos, si bien su portera tuvo un porcentaje de paradas más alto de lo habitual, lo que nos dejó sin opciones». Diego Lafuente saca en conclusión que la Liga ha subido de nivel, «porque todos los equipos se han reforzado y cualquiera puede ganar a cualquiera». Como ejemplo, el técnico pone el empate del Málaga en la pista del líder Atlético Guardés el pasado miércoles.

Sobre el rival de hoy, el Morvedre, Lafuente no se fía, «porque está compitiendo a un excelente nivel y puede poner en aprietos a los mejores equipos de la categoría». El conjunto sanguntino, en el que jugó la temporada pasada la primera línea local Débora Torreira, en sus dos últimos encuentros ganó con solvencia al Alcobendas (25-18) y solo perdió por dos tantos en Málaga (31-29), lo que demuestra que no es un adversario fácil, pese a que ascendió a la División de Honor la temporada pasada. Las vigentes campeonas de Copa esperan sumar los puntos y hacer lo mismo el próximo sábado en Elche para encarar con una buena dosis de moral su siguiente cita, ante el líder Guardés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos