«Partimos como los cuartos de grupo y el objetivo es disfrutar al máximo»

Los jugadores del Toscaf Atlética, durante el entrenamiento del lunes en La Magdalena. /  OMAR ANTUÑA
Los jugadores del Toscaf Atlética, durante el entrenamiento del lunes en La Magdalena. / OMAR ANTUÑA

Juan Muñiz quita presión a sus jugadores, que esta tarde debutan como anfitriones de la fase de ascenso frente a Sarriá

SANTY MENOR AVILÉS.

Por fin ha llegado la hora de la verdad. Casi dos semanas después de que el Cafés Toscaf Atlética Avilesina consiguiese en Madrid ante el Safa la clasificación para una fase de ascenso a División de Honor Plata diecisiete años después, toca ponerse de nuevo el mono de trabajo, y además en un escenario inmejorable. Los avilesinos comienzan esta tarde su sueño particular como anfitriones de su templo, el polideportivo de La Magdalena, que se va a llenar para vivir tres jornadas históricas y espectaculares de balonmano de alto nivel.

El partido inaugural será el Viscoconfort Maristas Algemesí-Calvo Xiria, que tendrá lugar a las 18 horas. El encuentro, clave, como todos, para decidir qué equipo jugará el próximo curso en Plata, servirá para ir calentando un horno que alcanzará su máxima temperatura cuando a las 20.15 salten a cancha los guerreros del Toscaf Atlética, para medirse, en su caso al Sarriá catalán. El conjunto avilesino realizó ayer el segundo y último entrenamiento de la semana a las órdenes de Juan Muñiz y René se mantendrá como duda hasta última hora.

Están confirmadas las bajas de Monchu, Pelayo, Jaime, Diego Canal, por lo que, una vez más esta temporada, el técnico tendrá que hacer encaje de bolillos para realizar las rotaciones pertinentes y que el equipo llegue con oxígeno al partido del domingo. En cualquier caso, este fin de semana lo negativo queda a un lado, y Juan Muñiz sólo desea que sus jugadores «disfruten del premio que significa vivir una fase de ascenso, y además como locales. Esta fase nos pilla con el equipo muy joven, pero seguro que aprenderán mucho de los tres partidos que vamos a disfrutar».

El entrenador avilesino no quiere oír hablar de nervios, ansiedad ni presión. «Nada de eso. Partimos como los cuartos de grupo, nos medimos a tres equipos superiores y lo que tenemos que hacer es salir a la cancha, trabajar, hacer nuestro balonmano y disfrutar». Juan ve «pocos puntos débiles» en sus rivales, y los compara a Ikasa, Burgos o Soria. «Tendremos que hacer grandes partidos si queremos tener opciones».

La leyenda del balonmano asturiano también estaba en el banquillo atlético en la última fase de ascenso disputada, en Zarautz hace diecisiete años. Sin embargo, las cosas en común son mínimas. «Era otro balonmano y otro equipo, con jugadores con más experiencia en fases de ascenso y Campeonatos de España. No es comparable, pero vamos con toda la ilusión de hacer tres buenos partidos ante nuestra afición». Después de la de hoy quedarán otras dos finales, pero, como el Cholo, iremos partido a partido.

Más