«Para romper nuevas barreras hay que seguir con humildad»

Diego Lafuente, tras el partido del sábado con el Aula.
/C. SANTOS
Diego Lafuente, tras el partido del sábado con el Aula. / C. SANTOS

«La temporada ha sido buena. Solo hemos quedamos a dos puntos de un tercer puesto con el que hubiéramos hecho historia» Diego Lafuente. Entrenador del Liberbank Gijón de balonmano

J. L. CALLEJA GIJÓN.

Diego Lafuente (Gijón, 1969), entrenador del Liberbank Gijón de la División de Honor Femenina, afirma que la temporada, tras finalizarla en una quinta plaza, ha sido un éxito -«hemos quedado a solo dos puntos de un histórico tercero puesto»- y asegura que tiene aún mayor mérito tras «subir el nivel de la categoría». Con vistas a la próxima campaña, destaca que el equipo tendrá dos jugadoras de calidad por puesto y, preguntado por la posibilidad de jugar en Europa, dice que se estudiarán las opciones en función del presupuesto si hay alguna renuncia como «se nos indica desde la presidencia».

-¿Qué valoración hace en general de la temporada?

-Al final sumamos dos puntos menos que el año pasado, que perdimos en algunas pistas como en la cancha del Guardés por un tanto o después ese partido 'tonto' en Granollers en el que fallamos muchos lanzamientos. Con una victoria hubiéramos sido terceros y la clasificación sería histórica ante el cuarto puesto de la anterior.

-¿Le parece suficiente ese quinto puesto?

-En líneas generales estoy contento porque el nivel de la competición subió bastante. Dieron un salto de calidad equipos como el Elche, que fichó tres internacionales, y el Málaga, que nos llevó a Agustina y a Campigli, además del Aula, que se reforzó bien. Todos ellos quedaron por debajo en clasificación.

-El equipo llegó a ser tercero, pero tuvo la mala fortuna de enfrentarse en los últimos partidos al campeón de Liga, Rocasa, y al Bera Bera.

-Durante la temporada tienes que jugar igual contra ellos, pero la suerte quiso que nos tocaran seguidos y si pierdes uno detrás de otro te mina un poco la moral. En la segunda vuelta hicimos 17 puntos y en la primera, por la inesperada derrota con el Málaga, sumamos 16, mientras que en la campaña pasada conseguimos 16 y 19, respectivamente.

-En la Copa, título que defendieron, el equipo se quedó fuera semifinales, pero fue el que más difícil se lo puso al vencedor

-Se cumplió porque el equipo pasó de cuartos, pero el sorteo deparó que nos enfrentáramos a las campeonas contra las que dimos la cara. Hay que asumirlo, pese a que fuimos con una gran ilusión y realizamos un gran trabajo previo.

-Ningún club asturiano logró en la élite los resultados del Liberbank. ¿Seguirá haciendo historia?

-Llevamos tres temporadas rompiendo barreras y mejoramos los resultados de clubes históricos como Elche, Aula y Granollers. La pena es que pudimos estar al final más arriba en la tabla, pero nos quedamos cortos de efectivos por las lesiones en muchos momentos. Para seguir en esa línea será clave la humildad. Es decir, que el primer objetivo sea salvarse. Además la Liga será de doce equipos.

-Oficializaron ya tres fichajes y faltan otros tres, ¿cree que quedará compensada la plantilla?

-Tendremos dos jugadoras de nivel por puesto, con quince seniors, más tres juveniles, para hacer un grupo dieciocho y trabajar mejor ya desde la pretemporada el 1 de agosto.

-¿Cambiará mucho en las distintas posiciones el equipo?

-Se mantendrá un buen equilibrio en todas las líneas. Vamos a compensar bajas importantes como la de Soraia con jugadoras de calidad con un buen proyecto, porque Natalia, Nerea y Cacheda se han comprometido por más de un año.

-¿Si hay renuncias se estudiaría la posibilidad de jugar en Europa o le parece que no compensa como el año pasado y la descartarán?

-Desde la presidencia se nos transmite que si hay opción se intentará como el año pasado si se logra el presupuesto, pero no sé si al final se dará la circunstancia. Es duro competir en Europa porque requiere un esfuerzo en todos los sentidos al jugar miércoles y sábado. Hay que estar seguros de dar el paso. Alcobendas hace tres temporadas jugó la Copa Challenge y luego descendió.