Balonmano

Los socios aprueban vender la plaza del Grupo en División Honor Plata

Varios de los socios presentes, durante la asamblea, votan a favor de la cesión de la plaza. / A. FLÓREZ
Varios de los socios presentes, durante la asamblea, votan a favor de la cesión de la plaza. / A. FLÓREZ

El club ingresará 18.000 euros del Villa de Aranda y competirá en Primera Estatal la próxima temporada

DANI BUSTO GIJÓN.

El equipo de balonmano del Grupo Covadonga competirá la próxima temporada en Primera Estatal, a pesar de haber logrado este año, sobre las canchas, la permanencia en División de Honor Plata. El club venderá su actual plaza en la segunda categoría del balonmano nacional al Villa de Aranda, ya que así se aprobó ayer por los socios grupistas presentes en asamblea general extraordinaria, con 88 votos a favor y 35 en contra, sin abstenciones.

El Grupo Covadonga ingresará 18.000 euros por esta cesión de la plaza y regresará a una categoría en la que compitió por última vez en la temporada 2014-2015. Cabe recordar que en aquella ocasión el Grupo adquirió por 7.500 euros la plaza del Granollers para dar el salto a la División de Honor Plata y competir en ella a partir de la campaña 2015-2016.

Sin embargo, ahora se da el paso contrario. Esta decisión se fundamenta, según argumenta el propio club, en la marcha de varios jugadores veteranos como Miguel Paraja, Ángel Paraja, Jorge Martínez, Víctor Álvarez y Carlos Prendes, y otros de mucho nivel como es el caso de Jano. Estas bajas, según explicó ayer el técnico del equipo, Chechu Villaldea, reducen el nivel competitivo de la plantilla para afrontar con garantías la temporada en el segundo escalón del balonmano nacional. «Contamos con jugadores jóvenes que tienen proyección, pero la mejor manera de que adquieran la experiencia adecuada es saliendo a competir en Primera Estatal», indicó el entrenador.

La asamblea grupista comenzó en su tercera convocatoria, a las ocho de la tarde, y se prolongó hasta pasadas las 21.40 horas. Hubo voces críticas respecto a la decisión de ceder la plaza y algunos socios, como César Suárez, lamentaron que «la dejadez que se está viendo en las secciones es preocupante», e hicieron hincapié en que «el Grupo tiene que ser competitivo». Una idea que compartió el socio Ángel Paraja, padre de los jugadores del equipo, quien recordó que «hubo tiempo para haber logrado solucionar esto de otra manera». Por su parte, el socio Lorenzo Pañeda puso énfasis en la idea de «ser exigentes con el rumbo deportivo» tanto en balonmano como en otras secciones.

Pese a estos argumentos, la asamblea votó a favor de esta cesión al Villa de Aranda, un club que ayer también celebró su propia asamblea para aceptar la plaza en División de Honor Plata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos