BALONMANO

El Toscaf Atlética busca la sorpresa en Soria ante un rival reforzado

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

La quinta jornada en la Primera Estatal tiene para el Toscaf Atlética Avilesina un reto de máxima dificultad. Se desplaza a Soria para medirse a partir de las 19.30 a un equipo que tiene tomada la medida a los asturianos en una pista, la del polideportivo San Andrés, inaccesible para los cafeteros estas últimas temporadas. Cambiar esa dinámica y sorprender a los sorianos es el objetivo del Toscaf.

Juan Muñiz, técnico avilesino, asume la dificultad de la empresa que afronta el equipo en Soria: «Es una cancha en la que son muy pocos los equipos que sacan puntos y será un partido muy complicado para nosotros. Soria es uno de los equipos de nuestro grupo que van a estar arriba y al potencial que ya tenía ha unido varios fichajes porque están apostando por subir de categoría».

Ante un rival superior físicamente, «vamos a tratar de correr como demonios. Nuestras posibilidades pasan por defender con mucha eficacia e imprimir un ritmo alto al juego, aunque con todo es una tarea ardua». Por esas razones el técnico tiene clara la premisa del Toscaf para este compromiso: «Es el típico partido en el que tenemos mucho que ganar y poco que perder, así que vamos a ir tranquilos e intentar imponer nuestro estilo para competir al mejor nivel».

Para este compromiso Juan Muñiz tendrá que asumir hasta cuatro ausencias en su plantilla, la de Veleda por motivos laborales, y las de Pablo, Neymar y Monchu, con distintas dolencias fisicas. «El equipo está trabajando bien y el inicio está siendo bueno, pero el de las lesiones un tema que me preocupa porque llevamos así desde que empezó la temporada, pero es lo que hay, no se puede luchar contra las circunstancias».