BALONMANO

El Toscaf Atlética busca en cuadro otro milagro ante el Quental Pinto

Costoya, en el aire, es duda por un seguince. /  PATRICIA BREGÓN
Costoya, en el aire, es duda por un seguince. / PATRICIA BREGÓN

«Lo estamos pasando muy mal», reconoce el técnico Juan Muñiz, que dirige los ensayos «con miedo a que se nos lesione alguien más»

SANTY MENOR AVILÉS.

Los Reyes Magos no han mejorado la salud del Cafés Toscaf Atlética Avilesina pese a las súplicas de directiva, cuerpo técnico y los propios jugadores. Con cinco bajas seguras y cuatro dudas, el conjunto avilesino echará esta tarde (18 horas) mano de la garra, el coraje y La Magdalena una vez más para intentar obrar otro milagro ante un rival directo en la lucha por la fase de ascenso, el Quental Pinto madrileño.

El técnico Juan Muñiz, casi desquiciado ante tantos infortunios en forma de lesiones, confirmaba ayer que están descartados Veleda, René, Jaime,Diego Canal y Pelayo, y que son duda Aitor, Juan, Neymar y Costoya. Aitor estaba ayer en la cama con 38 grados de fiebre, Juan y Neymar no pudieron entrenar en toda la semana y Costoya sufrió un esguince de tobillo el lunes, por lo que no podrá jugar al ciento por ciento, si es que consigue salir a la cancha.

«A este paso voy a tener que salir a jugar yo», bromeaba Juan, que prefiere sonreír ante la sensación agridulce que vive el equipo. Por un lado, felicidad absoluta después de conseguir un hito como el campeonato de invierno, y, por otro, la frustración por ver que si no son unos son otros, pero parece imposible que todos los jugadores estén disponibles para jugar un partido. Y más ante rivales directos como es el caso de un Quental Pinto que, curiosamente, fue el verdugo de los avilesinos el pasado curso, pues tras caer ante los madrileños, los de Juan Muñiz iniciaron una mala racha que les impidió luchar hasta el final por la fase de ascenso.

Con un estrecho margen de entre dos y cinco puntos con respecto a sus rivales más cercanos, el Toscaf, que le saca tres al Pinto, no está pudiendo sacar demasiado rédito de sus espectaculares números, con sólo una derrota y un empate en toda la primera vuelta. Los favoritos tampoco sueltan el pie del acelerador y los fallos apenas están permitidos.

Con todo ello, el Cafés Toscaf Atlética Avilesina necesita más que nunca el apoyo y el aliento de La Magdalena, que ya vibró con los blanquiazules el pasado fin de semana en la victoria frente al Safa Metlife, otro partido crucial que el equipo sacó adelante gracias a su extrema competitividad y compromiso defensivo. Una vez más, los canteranos del club, que estrenan categoría senior, volverán a ser claves para intentar hacer olvidar las bajas.