BALONMANO

El Toscaf juega en Gijón ante el Grupo su último amistoso con varias bajas

N. G.AVILÉS.

El Toscaf Atlética Avilesina no ha podido acelerar mucho su puesta a punto con el retorno el pasado lunes al feudo de La Magdalena tras su estancia en Los Canapés. Las lesiones están condicionando el trabajo de Juan Muñiz, que no podrá disponer esta tarde, en el cuarto partido de preparación, ante el Grupo Covadonga, con varios jugadores por distintas dolencias, la de mayor duración la de Víctor Tejerina, quien estará un mes de baja.

La cita es en el polideportivo Braulio García de Gijón en el homenaje a Roncero, reconocido entrenador de balonmano, y el choque está señalado a las 19.30 horas. Un encuentro en el que los avilesinos esperan avanzar en sus ajustes como equipo pese a las circunstancias, que no ayudan: «Esta semana ha sido complicada, no hemos entrenado más de diez jugadores ningún día».

Y es que hay varios jugadores tocados. Víctor Tejerina estará cuatro semanas alejado de las canchas y se va a perder el estreno liguero del sábado 21 ante el recién ascendido Lafuente Pereda de Santander. Al gijonés se le dislocó el dedo gordo del pie izquierdo y guarda reposo.

Tampoco se cuenta hoy con el goleador del equipo, Aitor Rodríguez, con una fuerte contractura en el gemelo que le ha impedido entrenarse durante la semana. La relación de ausencias para Gijón suma a Tedders, con la rodilla tocada, y Silvino, por motivos personales. Además, Juan Puig e Iker Bilbao están entre algodones por molestias en el hombro.

El de hoy, a dos semanas vista de empezar la Primera División, será el último partido de pretemporada y el objetivo pasa por «probar cosas y ver sobre todo a los más jóvenes a nivel de dar un paso al frente. Pese a las ausencias vamos a salir en modo competición porque la liga está a la vuelta de la esquina»