El Toscaf cae en el último suspiro

Costoya anotó uno de los mejores goles de la espectacular tarde de balonmano. /  OMAR ANTUÑA
Costoya anotó uno de los mejores goles de la espectacular tarde de balonmano. / OMAR ANTUÑA

El Ikasa sale victorioso de un final de infarto después de un esfuerzo titánico de los avilesinos, que merman sus opciones

SANTY MENOR AVILÉS.

No pudo ser. Los pequeños detalles volvieron a dar la espalda al Toscaf Atlética, que se quedó muy cerca de derrotar al líder Ikasa Madrid (25-26) en un polideportivo de La Magdalena con 800 almas apoyando desde la grada. El club se volcó con el partido y todos los presentes alzaron cartulinas amarillas y blancas a la salida a cancha de los jugadores, que se dejaron todo lo que tenían dentro en la cancha, dando una nueva lección de entrega, más allá del resultado.

25 TOSCAF

0 IKASA

Cafés Toscaf Atlética Avilesina:
Coke; Murias (6), Víctor (3), Puig (4), Veleda, Aitor (7) y Cuevas (2) -equipo inicial- Braulio, Juan (1), Pablo, Monchu (1), René, Silvino, Silverio y Costoya (1).
Ikasa Madrid:
Herms; Gonzalo Feijoo (5), Aparicio, Dzokic (2), Lamarca (3), Holst (4) y Cabrero -equipo inicial- Aguilella (2), Álvaro, Olivares, Hernández, Bouyfounassen y Torres (10).
Marcador cada cinco minutos:
2-1, 4-3, 5-4, 7-6, 9-7, 11-11 (descanso), 13-14, 16-17, 19-20, 21-23, 24-25 y 25-26 (final).
Árbitros:
Fernando Iñán y José Manuel García (Cantabria). Excluyeron a Silverio, Veleda (2) y Puig; y a Gonzalo Feijoo, Dzokic y Bouyfounassen.
Incidencias:
unos 800 espectadores en el polideportivo de La Magdalena.

Se preveía un partido disputado e igualado de principio a fin y así fue, con ventajas muy pequeñas para uno y otro equipo a lo largo de los sesenta minutos y un final de infarto. Entró bien al partido el Toscaf, defendiendo mejor que nunca y saliendo muy rápido a la contra, aunque el conjunto madrileño, que tenía muy bien estudiados los movimientos de Aitor, provocó hasta tres faltas en ataque casi consecutivas del avilesino.

Poco a poco, los locales se fueron soltando ofensivamente y llegaron a tener una ventaja de 10-8 al filo del descanso. Sin embargo, un par de pérdidas inoportunas dieron al traste con una ventaja que podría haber sido importante, propiciando un 10-10. Dos goles más, uno en el último segundo del Ikasa, llevaron al electrónico un 11-11 con el que se llegaría al descanso, con todo por decidir en la segunda parte.

A diferencia de al comienzo del partido, el Toscaf salió más frío de vestuarios, con un jugador menos por exclusión. El Ikasa se puso pronto 13-36 arriba y, a partir de ahí, tomaría la iniciativa, con el Toscaf siempre a remolque, capaz únicamente de igualar la contienda. Coke, que había estado sobresaliente en la primera parte, bajó su nivel, por lo que Juan Muñiz dio entrada la joven Braulio. A base de golazos, sobre todo de un Juan Puig que tiene visos de gran jugador, el Toscaf se mantenía en el partido como podía, alentado por una grada que fue clave una vez más.

Se llegó al último minuto con todo en juego y los detalles jugaron en contra una vez más. Los colegiados no vieron una posible falta en ataque rival, Feijoo hizo magia con la muñeca y Juan perdió la última bola. Al final, 25-26 y la fase de ascenso se complica bastante.