BALONMANO

El Villa de Luanco se despide con honor

Los jugadores gozoniegos tras la derrota de ayer, cabizbajos por la derrota y ovacionados por una afición que dio la talla. /  VILLA DE LUANCO
Los jugadores gozoniegos tras la derrota de ayer, cabizbajos por la derrota y ovacionados por una afición que dio la talla. / VILLA DE LUANCO

El conjunto gozoniego tenía que ganar por seis goles al Urduliz, pero perdió por la mínima y los vizcaínos se llevaron el ascenso a Primera

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Finalmente no pudo ser y el Club Balonmano Villa de Luanco Hotel La Estación tendrá que esperar otra oportunidad para dar el salto a Primera División tras quedarse en el camino en la fase de ascenso. El conjunto gozoniego tenía que ganar ayer por una diferencia de seis goles al Urduliz, pero se quedó a un gol de su rival (19-20) que firma tres victorias logrando dar el salto.

19 VILLA LUANCO

0 URDULIZ

Hotel La Estación Villa de Luanco:
Omar y Carlos, porteros; David (1), Marino, Manel (1), Piñera (1), Raúl García (4), Ardisana (2), Javi Sainz (2), Pedro, Raúl Álvarez (1), Bobis, Rubén Rozada (2), Mendiluce, Chino (3) y Torrontegui (2).
Balonmano Urduliz:
Andoni y Jon, porteros; Wigerfelt (3), Borja, Iñigo, Lander, Oier, Hugo (1), Beñat, Gorka, Niklas, Aitor, David (1), Iñigo (1), Erlantz (4) y Muñiz (3).
Marcador cada cinco minutos:
1-2, 3-4, 3-7, 6-9, 8-13, descanso; 9-14, 11-15, 15-17, 18-19, 19-20 y 19-20.
Árbitro:
Adrián Rodríguez y Francisco Fernández. Exclusiones de dos minutos a Raúl García y Ardisana; Lander, Hugo y Muñoz.
Incidencias:
último partido de la fase de ascenso a Primera Nacional disputado en el polideportivo de Luanco, con el tercer lleno. El Urduliz se clasifica primero de la sede asturiana y da el salto de categoría. En el otro partido el Balopal ganó 26-21 al Culleredo.

El Villa había iniciado bien el reto del ascenso ganando el primer partido, pero el sábado tuvo su peor día ante los palentinos del Balopal, con brazos encogidos para un ataque poco productivo que ponía a los gozoniegos en una difícil tesitura: ganar al Urduliz para forzar un triple empate tras ganar Balopal al Culleredo. Luanco tenía que hacerlo por seis goles, pero la empresa encerraba una dificultad máxima que no se pudo superar, aunque el ganador del choque estuvo mucho tiempo en el aire con los de Manolo arriba en el marcador por la mínima eso sí.

Con el paso de los minutos y sin posibilidades reales de acabar primero por esa diferencia necesaria, el Villa no dejó de buscar su triunfo parcial hasta el último instante y el desenlace del partido mantuvo en vilo a los aficionados del Urduliz y a los del Balopal. Los palentinos empujaron tanto como los luanquinos para lograr un triunfo que habría dado el pase al conjunto castellano.

Pese a no lograr subir, el balance es muy positivo por la imagen del equipo, la organización, la deportividad y una respuesta de la afición que invita al Villa a repetir intento.