Samuel Sánchez es sexto y Dani Navarro, que atacó al líder, sube al duodécimo puesto

La undécima etapa de la Vuelta supuso un gran avance clasificatorio para los ciclistas asturianos, que fueron protagonistas en la subida a San Miguel de Aralar (Navarra). Samuel Sánchez se codeó con la élite de la ronda española y fue uno de los protagonistas en la ascensión, pero se quedó sin fuerzas en los metros finales para completar su gesta.

«Al final los últimos trescientos metros se me han atragantado cuando han lanzado el esprint y me he tenido que sentar en el sillín», confesó el ciclista ovetense, que cruzó la meta en séptima posición y ya se situó en la sexta plaza de la clasificación general. El campeón olímpico, tras completar una gran contrareloj el pasado martes, y aguantó el ritmo de los mejores de la prueba hasta los metros finales.

La ascensión al santuario navarro también permitió comprobar el buen momento de forma de Dani Navarro. El corredor de Cofidis probó fortuna en varias ocasiones en busca de una victoria de etapa, pero al final acusó su esfuerzo y cruzó la línea de meta en novena posición. Tras su buena etapa de ayer, el gijonés está a solamente 35 segundos del 'top-10'.