Samuel duda entre el Tour y la Vuelta

Samuel sonríe con Cadel Evans en una foto que realizada por el australiano. :: e. c./
Samuel sonríe con Cadel Evans en una foto que realizada por el australiano. :: e. c.

El asturiano, que participó en el homenaje a Cadel Evans en Australia, donde se entrenó tres semanas, descarta el Giro y debutará en la Srade Bianche italiana

J. L. CALLEJA OVIEDO.

Samuel Sánchez hará su primera carrera del año en quince días en la Strade Bianche italiana, después de haber estado algo más de tres semanas entrenándose en Australia, donde participó en el homenaje a Cadel Evans, su jefe de filas el año pasado en el BMC estadounidense.

«Estuve muy a gusto haciendo sesiones de fondo con mi compañero de equipo Mikel Schar y la verdad es que disfruté allí con Cadel en la carrera de su adiós», explica el ciclista asturiano, quien mañana irá con el equipo dos semanas para trabajar en altura en Tenerife antes de viajar a Siena para disputar la citada transalpina el 8 de marzo.

Junto a Evans, al igual que ocurrió el año pasado en Italia, celebró su cumpleaños, en esta ocasión al otro lado del mundo. «Hubo tarta también y soplé las velas de los 37, no estuvo nada mal», matizó el oro olímpico en Pekín 2008, quien añade en este sentido que «me encuentro con la ilusión del primer día y con ganas de empezar ya».

Samu ha descartado el Giro, al que fue con Evans el año pasado, «porque estamos valorando si voy al Tour a ayudar a los líderes del equipo o a la Vuelta». En la ronda española de 2014, la de mejor cartel de los últimos años, el ovetense fue sexto en la general y tuvo opciones de conseguir un triunfo. Su participación en la edición de este año aún no está decidida, aunque, por si acaso, el ovetense ya mira a las etapas de la región como objetivo para ganarlas en el caso de que acuda a la ronda española: «Hay dos etapas asturianas de alta montaña, pero ya veremos».

Cataluña y País Vasco

Tras dar sus primeras pedaladas en la citada prueba italiana, el oro olímpico en Pekín acude a dos carreras de gran prestigo, como la Vuelta a Cataluña y el País Vasco, que ya hizo el año pasado. Esta última tiene para él un significado especial tras haberla ganado y brillado en ella en varias de sus ediciones, cuando era una prioridad para su exequipo, el Euskaltel, escuadra que lideró durante una década.

Una vez disputadas ambas carreras por etapas, Samuel Sánchez regresará a las clásicas europeas: Tiene previsto disputar el tríptico de las Ardenas con la Amstel Gold Race, la Flecha Valona y la Lieja Bastogne Lieja, que son carreras muy especiales para un ilustre veterano que las conoce como la palma de su mano y en las que aún no ha dicho su primera palabra.

A la conclusión de las mismas, Samu espera haber decidido su participación en una de las grandes: Tour o Vuelta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos