El doble sueño de Dani Navarro

Dani Navarro, entre Nibali, a la izquierda, e Impey, en la primera etapa pirenaica. /
Dani Navarro, entre Nibali, a la izquierda, e Impey, en la primera etapa pirenaica.

«Voy a seguir atacando», afirma el gijonés, que busca la victoria en una etapa en el Tour a la vez que entrar en la lista para los Juegos

J. L. C. GIJÓN.

Dani Navarro sueña en este Tour de Francia con alzar los brazos y entrar en la historia de la 'Grande Boucle'. En esta carrera ya han inscrito su nombre otros ciclista asturianos como José Manuel Fuente, 'el Tarangu', Vicente López-Carril, Manuel Jorge Domínguez, Ángel Sarrapio y el oro olímpico Samuel Sánchez.

Ayer, en el primer día de descanso de la carrera, en Andorra, junto a su inseparable Luis Ángel Maté como compañero de habitación, comentó a EL COMERCIO que «he salido a entrenar en bicicleta una hora con tranquilidad. Luego tuve masaje y siesta, para acabar con la cena, descansar y reanudar mañana (por hoy ) la carrera».

El ciclista gijonés lamenta una vez más que «lo he intentado dos veces y tuve muy cerca mi primera victoria en el Tour, por lo que está claro que voy a seguir al ataque en las etapas de montaña».

El corredor asturiano tiene claro que esta semana «va a ser un poco más tranquila, pero en la próxima vienen los Alpes y creo que ahí llegará mi oportunidad de nuevo».

Lamenta que se retirara Contador, «pero el Tour es el Tour» y la carrera tiene siempre un gran caché, «pese a que Alberto es una baja importante».

Considera a Froome como el favorito porque «lo era desde el principio». Además, apunta que en el Dauphiné creo «ya dejó claro que estaba en un gran momento cuando le quitó el liderato».

Dani Navarro llegó en una buena forma a la 'Grande Bouclé'. Acarició la victoria en el País Vasco y estuvo con los mejores en la Volta, sin olvidar que hizo 'top ten' en carreras como la Vuelta a Andalucía. Después de todo ello se ha sacrificado trabajando casi dos meses en altura en Sierra Nevada.

«Me encuentro fuerte y con muchas ganas, lo he demostrado en estas etapas de los Pirineos, por lo que no pierdo la esperanza».

Una fecha muy señalada

El ciclista forjado en la Escuela de Las Mestas de la mano de Chus Rodrigo tiene señalado el 18 de junio. Es la fecha de su cumpleaños. Ese mismo día del año pasado tuvo que bajarse de la bici tras besar el asfalto. Ahora será un día marcado en rojo, porque Javier Mínguez dará la lista de los corredores que irán a Río con Valverde y empiezan los Alpes. El día puede tener un doble premio para el gijonés, porque le ilusiona ir a los Juegos, tras ir al Mundial con la selección en 2014, «pero no quiero pensar en ello, estoy centrado en el Tour».

Quizá las posibilidades del escalador asturiano pasan de forma muy clara por su actuación en la ronda gala, en la que anhela una victoria, pero con el sueño al mismo tiempo de estar en el equipo español que estará en los Juegos. De momento, Dani solo piensa en los Alpes, que le pueden llevar al otro lado del Atlántico.

Tras la jornada de descanso, el Tour de Francia abandona los Pirineos con un homenaje al puerto andorrano de Envalira, antes de afrontar una etapa llana que puede ser terreno para sprinters o aventureros que prueben una fuga.

El puerto mítico, donde Raymond Poulidor logró fundir a Jacques Anquetil en 1964, se ascenderá nada más tomar la salida de Escaldes Engordany, pero tras sus 22,6 kilómetros al 5,5 % de pendiente media están muy lejos de la meta de Revel.

Envalira puede ser plataforma para una fuga, aunque la etapa cuenta con 197 kilómetros, muchos para mantener el esfuerzo si los equipos de «sprinters» deciden jugarse entre ellos la victoria parcial.

Para ello tendrán también que contar con la pequeña cota de Saint-Ferréol, de tercera categoría, a 7 kilómetros de la llegada.

Por otra parte, Alberto Contador pasará hoy una revisión médica en una clínica madrileña para estudiar el estado del corredor del equipo Tinkoff después de su abandono en la carrera a causa de dos caídas consecutivas, de las que al final no pudo recuperarse.