Alejandro Valverde vuelve a la lucha por el título

Vincenzo Nibali, en la salida de la contrarreloj. /
Vincenzo Nibali, en la salida de la contrarreloj.

El ruso Alexander Foliforov gana la cronoescalada en Alpe di Siusi

COLPISA / AFPAlpe di Siusi

El ruso Alexander Foliforov (Gazprom) dio la sorpresa al ganar la 15ª etapa del Giro de Italia, una cronoescalada en Alpe di Siusi, tras la cual el neerlandés Steven Kruijswijk, segundo de la etapa en el mismo segundo, conservó la 'maglia' rosa de líder de la general y el colombiano Esteban Chaves se puso segundo. El italiano Vincenzo Nibali, uno de los grandes favoritos, fue de los más perjudicados de esta contrarreloj, en la que tuvo que cambiar de bicicleta por un problema con la misma, y baja del segundo al tercer puesto de la general, ahora a casi tres minutos del neerlandés.

MÁS INFORMACIÓN

Kruijswijk, vestido de rosa desde su segundo puesto en la etapa reina del sábado en los Dolomitas, tiene una ventaja en la general de 2 minutos y 12 segundos sobre el segundo, el colombiano Esteban Chaves, ganador el sábado y que este domingo obtuvo el sexto mejor tiempo, a 40 segundos del ganador del día. «He estado cerca de la victoria. Ha sido un muy buen día», celebró Kruijswijk. «Estoy en la mejor forma de mi vida, nunca he estado en tan buenas condiciones físicas», reconoció.

Chaves, que estuvo muy prudente en la primera parte de la contarreloj antes de una buena subida del puerto (9,1 km a un desnivel del 8,3%), llegará por lo tanto segundo a la jornada de descanso del lunes en Bressanone, antes de afrontar la última semana de la competición.

Nibali no quedó satisfecho tras su llegada a la meta, situada a 1.844 metros. El siciliano, vencedor del Giro de 2013, perdió 2 minutos y 10 segundos con respecto a Kruijswijk. Durante el recorrido se vio incluso molestado por aficionados que corrían pegados a él, a los que tuvo incluso que apartarles con la mano en varias ocasiones. Nibali sólo pudo terminar 25º. Por contra, el español Alejandro Valverde (Movistar), uno de los derrotados el sábado en la etapa reina, recuperó posiciones y tras finalizar tercero en la cronoescalada se colocó cuarto en la general, a 3 minutos y 29 segundos del líder.

Con respecto a Nibali, el murciano se acercó a apenas 38 segundos. «Este domingo la situación ha sido completamente distinta. Me marcho contento, satisfecho de haber vuelto a mi mejor nivel. Seguimos estando en la lucha y queda aún mucho Giro para recuperar o para perder más», aseguró el murciano en declaraciones difundidas por su equipo.

Krujswijk fue el que salió reforzado en la pugna por la general. En la nueva semana, las grandes ascensiones en los Alpes del viernes (Agnel, Risoul) y del sábado (Vars, Bonette, Lombarde) podrían ser decisivas. El ganador de la etapa, Foliforov, tiene 24 años y se dio a conocer en Francia con dos victorias de etapa en la Ronda de Isard de 2014. En su palmarés destaca igualmente un cuarto puesto en el Tour del Porvenir de ese año.

El corredor del equipo Gazprom -una formación de segunda división invitada por la organización- declaró que esta cronoescalada se disputaba en una distancia que le venía bien. En una prueba similar en la Vuelta al Valle de Aoste de 2012 había quedado a apenas cuatro segundos del italiano Fabio Aru, vencedor de la última Vuelta a España. «Había preparado bien esta contrarreloj, pero no pensaba poder ganar», admitió el ruso. «No ha sido fácil esperar la llegada de otros corredores, hasta Kruijswijk, pero al final he podido celebrarlo», afirmó.