Iván Cortina cambia de estrategia

Iván Cortina, en el Col de la Botella, en Andorra, donde reside y efectúa travesías de montaña. /  E. C.
Iván Cortina, en el Col de la Botella, en Andorra, donde reside y efectúa travesías de montaña. / E. C.

«Me gustaría hacer este año el Tour», asegura el ciclista gijonés, que reside en Andorra e introdujo en su preparación el esquí y las travesías de montaña

J. L. CALLEJA

«Me gustaría hacer este año el Tour de Francia». Iván García Cortina, que mañana iniciará la temporada en la Vuelta a la Comunidad Valenciana, se ilusiona con estar en la salida de la 'Grand Bouclé en Bruselas el 6 de julio. Será, sin lugar a dudas, un sustancial cambio de planes a nivel deportivo, ya que en las dos últimas temporadas el ciclista gijonés de 23 años hizo la Vuelta a España, en la que estuvo a punto de ganar un etapa en Asturias en sendas ocasiones.

El corredor forjado en Las Mestas lleva entrenándose desde principios de noviembre. Y ahora que reside desde el pasado mes de octubre en el Principado de Andorra, donde lo hacen también un buen número de profesionales, explica que «me entreno aquí muy a gusto en altura y en los días que no salgo con la bicicleta hago rodillo y practico esquí de montaña o realizo también travesías». Este nuevo complemento en los entrenamientos es otro de los cambios de chip del asturiano, que a finales de 2018 renovó con su equipo, el Bahrain Merida.

Cortina iba a comenzar a dar sus primeras pedaladas en la Vuelta a Algarve, pero ha optado por hacerlo en Valencia desde mañana hasta el domingo, en una carrera en la que estará el flamante campeón del mundo, Alejandro Valverde (Movistar Team) junto a Geraint Thomas (Sky), Esteban Chaves (Midchelton Scott), Matteo Trentin (Midchelton Scott), Adam Yates (Midchelton Scott) y Daniel Martin (UAE Emirates), entre otros.

El asturiano debuta en Valencia y correrá en Andalucía antes de disputar las clásicas «Me encuentro mejor que nunca y tengo muchas ganas de entrar en competición»

Tras esta primera cita de la temporada, hará la Vuelta a Andalucía antes de afrontar las clásicas, uno de sus objetivos. «Estas dos primeras pruebas del año servirán para coger el punto de forma antes de irme a Francia y los Países Bajos», señala Cortina, que después encarará algunas de sus carreras favoritas como Omlop (2 de marzo), Kurne Bruselas (3 de marzo), París-Niza (10-17 de marzo), Flandes (7 de abril) y París-Roubaix (14 de abril).

Tras dos meses entrenándose, el asturiano afirma que «me encuentro mejor que nunca y tengo muchas ganas ya de entrar en competición». Cortina participó con el Bahrain Merida en las dos concentraciones que realizó su escuadra en Croacia y en Girona. El gijonés dice que «el equipo ha cambiado totalmente, porque se han realizado hasta doce fichajes», pero confía en que Vicenzo Nibali, su líder, siga contando con él para las grandes ocasiones. Será su quinta temporada como profesional. En las dos primeras como continental obtuvo un triunfo y numerosos puestos del 'top ten' en esta categoría, mientras que en ProTour, en su tercer año, espera conseguir ese primer triunfo que se le negó en la Vuelta a España.

Cortina sueña con estar este verano en el Tour, «la carrera que todo ciclista quiere hacer», según apunta, pero también anhela subirse a lo más alto del podio en alguna de las clásicas como Flandes, la que más le gusta y en la que el año pasado «pasé primero en la ascensión al Paterberg, lo que me motiva muchísimo».