«Los mediocres me han atacado porque era un blanco fácil»

Samuel Sánchez, en un acto reciente en Avilés./MARIETA
Samuel Sánchez, en un acto reciente en Avilés. / MARIETA

«Invito a toda esa gente que creen que si toman una sustancia van a andar como 'motos' a que lo hagan. De un burro no haces un caballo»

ANDRÉS MENÉNDEZGIJÓN.

Samuel Sánchez lleva casi dos años retirado. La Unión Ciclista Internacional (UCI) le dio el pasado lunes la razón al imponerle la mínima sanción por un dopaje que califican de «involuntario». Al volante, rumbo a Madrid, el ovetense atiende a EL COMERCIO. La sentencia le ha dejado «tranquilo», aunque la resolución final no parece haberle pillado por sorpresa. «Siempre he creído en el sistema», dice.

-¿Cree que se ha hecho justicia?

-Más que contento, estoy satisfecho y también tranquilo. En todo este tiempo se han dicho muchas tonterías, pero me dan igual. No he hablado nunca de mi verdad. Era la verdad y punto. La UCI me ha impuesto la sanción mínima porque reconoce que no se trata de un caso de dopaje sino de un positivo involuntario.

-¿Cómo se lo notificaron?

-Diez minutos antes de hacer oficial la resolución, me envían un correo en el que comunican que no había intencionalidad en el positivo.

-¿Por qué no ha hablado antes?

-Me llamaron de mil sitios, pero no quería hablar. Antes de todo esto, los mediocres ya me habían condenado por dopaje. Los mediocres, los infelices, los cobardes, de forma absolutamente gratuita, me habían atacado porque era un blanco fácil. ¿Qué van a decir ahora?

-¿Por qué cree que sucede esto?

-Por muchas cosas, pero sobre todo porque es ciclismo. Es un deporte absolutamente perseguido. En el ciclismo no hay presunción de inocencia: eres culpable hasta que se demuestre lo contrario. En este deporte te lapidan. Igual es culpa nuestra porque como colectivo no estamos siendo comunicativos. No lo sé. Creo que tenemos que ver cómo venderían un caso así en otros deportes.

-¿Qué ha fallado para que el ciclismo esté 'perseguido'?

-Es una herencia recibida de hace muchos años. Ahora por toda esa herencia, sucede algo y te despellejan vivo. En fin, es lo que tiene el desconocimiento que pasan estas cosas. El ciclismo es el deporte en esencia, requiere de mucho esfuerzo y sacrificio. Invito a todos esos listos que creen que si toman una sustancia van a andar como 'motos' a que lo hagan. De un burro no haces un caballo.

-¿Le ha fallado mucha gente en estos dos años?

-No, no, porque los que me han juzgado antes no los quiero ni ver ni un segundo en mi vida. A mí toda esa gente, que son unos tristes, que no tienen ningún tipo de educación, me sobran. Algo está fallando en esta sociedad. Está llena de ¿cómo se llama ahora? 'Haters' ¿no?

-Sí

- 'Haters', infelices, o como lo quiera llamar. Hay gente que está esperando a que tengas un problema para ellos ser más felices. Pobres, me dan pena, porque yo sí soy verdaderamente feliz. Ellos no. Siempre digo lo mismo, un tonto callado parece listo.

-¿Qué habría cambiado si hubieras tenido oportunidad?

- Nada. Cuando salió el positivo por dopaje mucha gente despidió al Samu Sánchez personaje. Le digo una cosa, la vida sigue. No todo es subirte a la bici. Hay más cosas. De todo esto, solo me habría gustado cambiar haber tenido una despedida como Dios manda. Pero da igual. Es pasado.

-¿Dejó de creer en el sistema?

-¿Yo? Nunca. La sentencia de la UCI ha demostrado que el sistema funciona. A lo largo de mi carrera he tenido infinidad de controles, no solo uno. Todos con el mismo resultado: negativo. Esto demuestra que yo no me he dopado.

-¿Le han dado facilidades?

-Durante estos dos años ha existido una cooperación máxima. Desde el primer momento hasta el último. Pero sabía que para que se impusiera la lógica se necesitaba de un tiempo, de un plazo. Siempre he creído en la integridad del sistema. El tiempo, como esperaba, me ha dado la razón. Esto está limpio, a pesar de lo que alguno quiera vender.

-¿Se habría retirado de todas formas?

-No todo era el BMC. He tenido muchas ofertas, pero, al final, opté por retirarme... De todas formas, como he dicho, hay vida más allá del ciclismo.

-¿Ha sido esta la victoria más importante de su carerra?

-¡Qué va! Para nada. Que nadie me quite la victorias deportivas que son los triunfos de mi vida. Esto será una anécdota.