«Queremos fomentar el ciclismo femenino»

Dori Ruano, en el centro, junto a las componentes de Bellastures que participaron en el acto. / J. C. TUERO
Dori Ruano, en el centro, junto a las componentes de Bellastures que participaron en el acto. / J. C. TUERO

La ciclista Dori Ruano apadrina al Bellastures, que reeditará la etapa de La Vuelta en La Cubilla

VÍCTOR M. ROBLEDOGIJÓN.

Las componentes de Bellastures, una grupeta ciclista formada íntegramente por mujeres, tuvieron ayer una maestra de excepción. La exciclista salmantina Dori Ruano participó ayer, en la tienda Cayón Bikes, en la presentación del reto que las corredoras asturianas se han planteado para la próxima semana: realizar íntegramente el recorrido de la décimo quinta etapa de la Vuelta a España, con salida en Pravia y meta en La Cubilla.

Dori Ruano es una de las mayores referencias del ciclismo femenino en España. En 1997 logró la medalla de plata en los Mundiales de ciclismo en pista celebrados en la localidad australiana de Perth y un año después conquistó el oro en Burdeos. Su especialidad era la prueba de puntuación, aunque a lo largo de su carrera demostró una gran versatilidad, como lo atestigua el bronce en la modalidad de contrarreloj que ganó en 2001 en los Mundiales de ciclismo en cita organizados entonces en Lisboa. También participó en tres ediciones de los Juegos Olímpicos. En la actualidad pasa etapas en Gijón, ya que es pareja del nuevo preparador físico del Sporting, el alicantino Fran Albert.

Acompañada de Natalia Pellús, Covi Juez, Noelia Viejo, Laura Naredo y Eva María Argüelles, cinco de las doce componentes de Bellastures que participarán en la marcha, Dori Ruano repasó su trayectoria y analizó la situación del ciclismo femenino tras su enorme evolución de los últimos años. «Yo en 2005 no tenía ni bici de carbono. Había otros desarrollos, otro material, no se trabajaba con vatios... La que tengo ahora pesa tres kilos menos que aquella. Ha cambiado todo mucho», explicó la salmantina. Ruano también reivindicó una mejora en el salario de las corredoras profesionales y lamentó las dificultades logísticas propias de la organización de las carreras. Desde hace once años trabaja en la Vuelta a España. «Fui la primera mujer en conducir un coche en el pelotón», recordó.

Las componentes de Bellastures tomaron buena nota de los consejos y las vivencias de Dori Ruano. El próximo domingo 1 de septiembre es el día que tienen marcado en rojo para su gran reto. Desde la salida en Pravia deberán afrontar 144 kilómetros hasta la cima de La Cubilla, con pasos intermedios por los puertos de San Lorenzo y La Cobertoria. Sus entrenamientos se han intensificado en los últimos meses con hasta tres salidas semanales.

«Lo que queremos es fomentar el ciclismo femenino sin competición, disfrutar de la bici y contagiar nuestra pasión», apuntó Laura Naredo. La marcha está abierta también a mujeres que no formen parte del club. «Todas las que quieran acompañarnos serán bien recibidas, aunque solo sea durante un tramo», apuntó Natalia Pellús. Todas las componentes coinciden en que la mayor dureza la encontrarán en la ascensión a San Lorenzo. Según sus cálculos, tardarán diez horas en completar la etapa. Ayer tuvieron con ellas a la mejor maestra posible.