«Esta tierra me trae grandísimos recuerdos», admite Alberto Contador

Contador, con los jóvenes corredores asturianos. /  PABLO LORENZANA
Contador, con los jóvenes corredores asturianos. / PABLO LORENZANA

El excorredor madrileño rememoró su exitosa carrera deportiva en un encuentro con los jóvenes valores del pelotón asturiano

VÍCTOR M. ROBLEDO LUGONES.

La primera pregunta no fue una pregunta, sino una petición: «Luego vas a poder firmarme un autógrafo?». Alberto Contador solo pudo reírse ante el comentario de uno de los cincuenta jóvenes corredores asturianos que ayer participaron en un encuentro con el ya legendario excorredor en Lugones. Contador se animó entonces a tomar la palabra. «Para mí es un placer estar aquí. Asturias es un sitio que me trae grandísimos recuerdos y donde puse el punto final a mí carrera. Antes estuve en Gijón y vi donde acabó la etapa anterior al Angliru. Recuerdo a toda la afición cantándome que siguiera un año más», explicó el madrileño.

Contador, de visita en Asturias para recibir el premio Rey Pelayo de la Asociación de la Prensa Deportiva del Principado, compartió con la cantera regional algunas de sus experiencias. Los jóvenes corredores le hicieron por espacio de treinta minutos toda clase de preguntas: su opinión de los frenos de disco, su mejor momento sobre la bicicleta, qué desayunaba los días de carrera... El madrileño desveló que sigue saliendo a rodar en bicicleta con sus amigos, «y sufren las consecuencias, porque lo hago siempre a tope».

Contador confesó que echa de menos el mundo de la competición, «aunque el estar como comentarista me permite estar en contacto con ese mundo». Por último, el ganador de Giro, Tour y Vuelta dio un consejo a los corredores y sus padres: «Lo único que tenéis que hacer es disfrutar. Que el ciclismo sea una pasión y no una obligación».

 

Fotos

Vídeos