Diandra: «Si te arrugas en una disputa tienes el partido perdido»

Diandra: «Si te arrugas en una disputa tienes el partido perdido»

La capitana del Real Oviedo B afronta con responsabilidad y ganas la exigencia impuesta por una Primera Nacional en la que las azules crecen desde la fortaleza del vestuario

MARÍA SUÁREZ

La jugadora del Real Oviedo B, Diandra Alonso, capitanea un filial azul que, pese a ser 'novato' en la categoría, han comenzado de la mejor manera la temporada y se encuentra a mitad de tabla tras dos victorias, un empate y una derrota. Precisamente ese pinchazo en el primer partido de Liga fue «necesario» para analizar desde el principio qué cosas debía cambiar el equipo entrenador por Jose Aurelio Crespo y a qué intensidad había que jugar. La propia Diandra tiene claro que «arrugarse» ante una disputa es el preludio para perder cualquier partido en Primera Nacional.

El ascenso fue importante para una futbolista que ve a su equipo inconformista y que ella misma es la que más se exige en lo individual, por lo que agradece «la exigencia» de la categoría en cuanto a «intensidad y técnica». La unión del vestuario es el punto más fuerte de un equipo que quiere el balón y que consigue tenerlo pese al salto, evolución que se ha visto reforzada con los resultados tras las dos últimas victorias consecutivas. El objetivo del filial, advierte Diandra, es «seguir sorprendiendo».

P.- ¿Cuáles han sido las principales diferencias entre competir en regional y la Primera Nacional? ¿Qué aspectos se complican sobre el verde?

- La gran diferencia es la intensidad y la técnica de las jugadoras, no tienes tiempo para nada. Si no supiste mirar a tu alrededor antes de recibir el balón estás perdida porque no te dan ni un segundo para pensar. Hay mucha intensidad, si te arrugas en las jugadas de choque o en cualquier disputa tienes el partido perdido.

P.- ¿Empezar con derrota fue un golpe de realidad? ¿Qué aprendió el equipo en esa primera cita ante el CD Monte?

- Creo que esa derrota era necesaria. Arrancamos en uno de los campos más difíciles de la categoría año tras año y nos dejó cosas positivas: no le perdimos nunca la cara al partido y de los cuatro goles que encajamos los tres primeros fueron a balón parado. Ahí nos dimos cuenta de qué cosas había que cambiar y con qué intensidad había que jugar.

P.- En todos los partidos habéis sido capaces de ver portería rival y en la última jornada lograsteis no encajar, ¿son dos de las mejores cosas que os podían pasar en tan pocas jornadas y siendo debutantes?

- Es muy importante mantener la portería a cero. Somos un equipo que quiere siempre tener el control del balón y hasta ahora lo hemos conseguido, tenemos gente muy potente que hace mucho daño a las defensas rivales. A pesar de ser un poco «las novatas» de la categoría por ser las recién ascendidas y un equipo tan joven, tenemos las ideas muy claras y nunca nos vamos a conformar.

P.- ¿Cuáles son los puntos fuertes de este Real Oviedo B? ¿Que os ha hecho crecer futbolísticamente en este primer mes de competición?

- Veo muchos puntos fuertes, empezando por la unión del equipo. Es increíble el buen ambiente que tenemos tanto dentro como fuera del vestuario y eso hace que las cosas vayan mejor en la competición. La competencia es dura en todas las posiciones y todas nos esforzamos para tener minutos en cada partido, por lo que los entrenamientos son un espectáculo en cuanto a intensidad. El punto más fuerte es la unión: vamos todas a una en cada partido, lo dejamos todo como bloque y sabemos adaptarnos a lo que pide cada partido.

P.- ¿Haber logrado dos victorias consecutivas es la mejor manera de reforzar la confianza del bloque?

- Ha sido muy importante. Las cosas van saliendo cada vez mejor y necesitábamos ganar para poner el sello a tantos días de preparación. Ambos partidos fueron muy exigentes y supimos leerlos bien.

P.- En lo personal, era una oportunidad que llevabas tiempo esperando... la del salto a nacional, ¿cómo te encuentras? ¿qué supone para ti?

-Para mí supone un plus, porque necesitaba esta exigencia, no solo por parte de las rivales, sino conmigo misma también. Me exijo mucho a mí misma y tengo a las compañeras y al cuerpo técnico perfecto para seguir creciendo. Estoy convencida de que este año va a ser muy bueno.

P.- ¿Hay especial responsabilidad cuando se capitanea un equipo como este? ¿un filial con tanta juventud como ganas de asentarse en nacional?

- Sí hay responsabilidad, pero tengo que reconocer que me lo ponen bastante fácil porque saben distinguir bien cada momento, cuando se está de risas en el autobús o en el hotel y cuando se entra en el campo. Aprendemos constantemente unas de otras y lo único que buscamos es seguir sorprendiendo en la categoría.

P.- ¿Cómo le han venido al bloque los refuerzos de jugadoras como Ale o Sara, con experiencia en la categoría?

- Nos han venido muy bien. Son jugadoras muy importantes que se han integrado desde el primer día como si llevasen años con el equipo y que nos aportan seriedad, experiencia y mucho trabajo.

P.- Salida complicada ante un Dépor B que viene de cosechar su primera derrota, ante el Viajes Interrías... ¿qué partido esperáis? ¿cómo se combate a un filial a priori tan bien armado?

- Sabemos que el partido va a ser muy competido. Tienen muchos puntos fuertes y a varias jugadoras destacadas, además también les gusta tener el balón y son rápidas en ataque. Lo preparamos con mucha información sobre su forma de jugar y trabajando la forma de hacerles daño. Estamos muy confiadas, sabemos que si hacemos lo que entrenamos con intensidad podemos competir de tú a tú con cualquiera. No tenemos ningún miedo y vamos a ir a dejarlo todo para traernos los tres puntos a Oviedo.