La asturiana Toña Is lleva a España a una final por primera vez en la historia

María Méndez, Toña Is y Paula Suárez, en Uruguay. / RFEF
María Méndez, Toña Is y Paula Suárez, en Uruguay. / RFEF

Con las asturianas María Méndez y Paula Suárez, disputa la final del Mundial sub 17

I. ÁLVAREZ GIJÓN.

«Desde el principio todas soñábamos con la final y tenemos más ganas que nunca de jugarla», proclama la ovetense María Méndez, pieza indispensable en la Selección Española sub 17 que roza con la yema de sus dedos una gesta histórica. México, la revelación del torneo, es el último obstáculo en el inmaculado camino del conjunto dirigido por la asturiana Toña Is para levantar la copa de campeonas del mundo por primera vez.

«Queda solo el último paso y nos dejaremos el alma en el campo para lograrlo», promete a través de su cuenta de Twitter la entrenadora ovetense, la primera mujer en ponerse al frente de una selección en la Federación Española de Fútbol. «Es un sueño cumplido estar en la final de un Mundial y de la manera que lo hemos hecho. Estamos invictas hasta el momento y estoy muy contenta con el trabajo de las jugadoras y el cuerpo técnico», expone subrayando su satisfacción por el mes de trabajo completado por el grupo de jugadoras a sus órdenes, que ayer limaron los últimos detalles de cara al duelo decisivo este sábado (23 horas) en Montevideo.

Un choque que afrontan con la ilusión de rubricar siete meses de ensueño, después de saborear la gloria continental derrotando a Alemania en la ciudad lituana de Marijampole el pasado 28 de mayo. «Como deportista no se puede pedir más, ser campeona de Europa y del mundo en un año no se puede describir», expresa ilusionada la guardameta Paula Suárez. «Definiría el mejor año en mi carrera deportiva hasta el momento», sostiene María Méndez, que asegura que las jóvenes españolas llegan «con muy buenas sensaciones» a la final de un campeonato en el que «todos los rivales te exigen muchísimo».

«Tuvimos un pequeño bache que fue el partido contra Colombia, pero supimos remontar con una subida de la que no vamos a bajar. Estamos mejorando en todos los partidos y así va a ser también en la final», sostiene esperanzada la cancerbera sportinguista, que aguarda un encuentro «muy competido» y considera que el juego de las mexicanas no «beneficia mucho» al estilo español.

Para María Méndez, el combinado azteca representa el «ejemplo de que en un Mundial puede pasar cualquier cosa» y cree que si «selecciones favoritas se han ido a casa» antes que ellas se debe a la competividad mexicana. «Tenemos que tener mucho respeto y afrontarlo como si fuera Alemania o Japón», explica la zaguera oviedista, que a pesar de estar a miles de kilómetros de casa siente el apoyo de su tierra desde el comienzo del Mundial.

«Toda Asturias está muy pendiente de mí y se agradece porque es mi tierra y les quiero mucho a todos», señala con gratitud sobre unos mensajes de aliento que también le llegan a su compañera Paula Suárez. Tras la presea de bronce conquistada en Jordania en la edición de 2016, Toña Is busca liderar a España hacia su primera medalla dorada en un Mundial sub 17 a orillas del Río de la Plata. «Con este equipo me iría al fin del mundo», proclama con orgullo.

 

Fotos

Vídeos