El Real Oviedo claudica en el último suspiro ante el Alavés

El Real Oviedo claudica en el último suspiro ante el Alavés
MARÍA SUÁREZ

Las azules trataron de remontar sin éxito un choque en el que fueron de menos a más y en el que el Alavés fue más eficiente en las áreas

MARÍA SUÁREZ

El encuentro comenzó de la peor manera para los intereses del Real Oviedo, con Alavés dueño del mediocampo y del partido. Las visitantes saltaron al campo de San Gregorio con las líneas muy adelantadas y tratando de jugar siempre en campo del Oviedo, algo que lograron a base de dificultar su salida de balón. Las jugadoras entrenadas por Pedro Arboleya sufrieron en el centro del campo, y no tuvieron su primer tiro hasta casi el cuarto de hora, con un disparo lejano de Yuki sin peligro para la portera alavesista.

El conjunto vasco avisó varias veces al rondar de manera constante el área de Kanae. Primero lo hizo Alexia, aprovechando un balón filtrado a la frontal del área, pero su disparo lo atajó de manera magistral la guardameta japonesa. Minutos más tarde era la Ane Miren quien aprovechaba una perdida en campo propio para, esta vez sí, batir a Kanae con un tiro inapelable para el que no sirvió la estirada de la nipona.

1 Real Oviedo

Kanae Fukumura; Sara Deben, Carmen, Gordi, Iglesias; Henar, Marina Crespo; Yuki, Cienfu, Laurina; Marina Monteserín. También jugaron Loli Villamayor, Isina y Luisa Vertel.

2 Deportivo Alavés

Cris; Gaste, Uxue, Vera, Padilla; Miriam, Emma, Alexia, Ane Miren, Urbani e Ibra. También jugaron: Adriana Alonso, Ainhoa López, Sanadri y María Ortíz.

Goles:
0-1 M. 28: Ane Miren; 1-1 M. 55: Villamayor; 1-2 M.92: María Ortiz;
Árbitro:
Rodríguez Díaz, Patricia (Colegio asturiano). Asistido por Bianca Cosma y Nolet Rodríguez.
Incidencias:
partido correspondiente a la 3ª jornada de la Reto Iberdrola, disputado en San Gregorio (Oviedo), ante 200 espectadores.

Las azules respondieron al gol en contra con una acción de Laurina por la derecha que acaba en un rechace que Yuki empala pero que no ve puerta por pegar en una defensa. La dificultad para hacerse con el mediocampo obligó a las azules a buscar sin éxito crear peligro a través del juego directo, con balones de Henar y Gordi en largo demasiado frontales como para sorprender. Arboleya cambió de banda a Yuki y a Laurina, aunque el Alavés siguió llegando.

Las visitantes tuvieron una doble ocasión antes de que Oviedo firmase sus mejores minutos en los últimos cinco de primera mitad. La primera fue una asistencia de Padilla a Ane Miren por la izquierda en la que Gordi tuvo que intervenir para evitar el tanto en el área pequeña. Instantes después la propia Ane Miren volvía a intentarlo centrando al segundo palo, donde Urbani cabeceaba fuera pese a estar sin marca.

Las azules dieron un paso al frente con un disparo de Henar desde tres cuartos que repelió el larguero tras pegar en una defensa. Minutos después un pase en largo de Gordi que peina Cienfu acabó en manos de la portera y hasta el final del primer tiempo, aunque sin ver puerta, las azules se quitaron el agobio de defender en su área e intentaron hacer daño por los flancos.

Arboleya movió ficha al descanso dando entrada a Villamayor y a Isina en lugar de Marina Crespo y Marina Monteserin, la primera en punta y la segunda en la mediapunta. Los cambios empujaron al equipo hacia adelante y con el control de la medular, llegó el premio del gol.

El tanto del empate lo iba a lograr Villamayor tras sus primeros diez minutos del año en una brillante acción de Laurina. La extremo estrelló su remate hasta dos veces contra la guardameta rival tras un gran pase de Henar por arriba, y fue la delantera paraguaya la que, colocada en la frontal, recogió el balón en la frontal y fusiló para marcar.

El tanto animó a las locales, que aumentaron su presencia en campo contrario. Lo intentaron Yuki primero a pase de Isina y Cienfu después tras una jugada de las dos primeras, pero ninguna acción acabó en gol y después el partido se durmió. Aún así varios centros al área y un balón que casi roba Isina a la portera, pudieron valer los tres puntos.

Las albiazules Sanadri y María Ortíz -revulsivo del segundo tiempo- desaprovecharon una contra que acabó en un mal despeje de la defensa, y luego la propia Ortíz volvió a errar un disparo desde la derecha que sacó Kanae. En ambas ocasiones tuvieron el gol de la victoria en sus botas, y a la tercera la futbolista alavesista no falló. La atacante aprovechó una nueva pérdida para entrar sola en carrera y batir a Kanae con el tiempo cumplido.