Juli: «Nos encontramos cada vez más rápidas y fuertes»

Julia Vallina./HUGO ÁLVAREZ
Julia Vallina. / HUGO ÁLVAREZ

La jugadora apunta que el equipo tiene aún margen de mejora, pero que las futbolistas se encuentran «cada vez más rápidas y fuertes»

MARÍA SUÁREZ

La jugadora del Rodiles FS, Julia Vallina, 'Juli', apuntó en una entrevista con EL COMERCIO que el equipo tiene aún margen de mejora, pero que las futbolistas se encuentran «cada vez más rápidas y fuertes». Sobre todo tras el parón de tres semanas que les ha permitido reforzarse como bloque.

La asturiana, que aún no ha debutado en Liga, valoró positivamente la primera victoria de las maliayesas ante un recién ascendido, pero más aún la derrota ante el Bilbo porque, afirma, ese tropiezo les hizo «recordar» el gran nivel de la categoría y «cuánto hay que trabajar» en ella.

En lo personal la jugadora se marca como objetivo la permanencia del equipo, y, por supuesto, «seguir mejorando y disfrutando cada vez más» en la segunda división del fútbol sala. Juli, a la que no le costó decidir sobre su renovación, se encuentra «encantada» en el vestuario y afirma que no puede estar «más contenta» al competir en el mejor equipo de fútbol sala de Asturias.

La cierre destacó las ganas y el refuerzo que suponen para la plantilla las jugadoras jóvenes, y señaló que la labor de las veteranas en este Rodiles ha de ser meter intensidad y constituir buenos referentes para las jugadoras del futuro.

¿Cómo os ha sentado el parón?

Nos lo hemos tomado como una continuación de la pretemporada: hemos seguido con la preparación física, hemos tratado de automatizar aspectos tácticos. Además nos ha servido para recuperar a Goya y Sonia que tenían lesiones musculares.

Tres semanas sin competir son muchas, ¿hay ganas ya de trabajar enfocando los entrenamientos a un partido?

Sí, los partidos son nuestra mayor motivación, así que los entrenamientos enfocados a cada jornada de Liga nos hacen estar más seguras luego sobre la pista y nos hacen tener ritmo de competición.

Hasta ahora habéis vivido las dos caras de la moneda: una victoria relativamente cómoda, y una derrota clara, ¿qué sensaciones y lecciones os dejó cada una?

Yo no pude participar en los dos primeros partidos por motivos personales. He podido hablar con mis compañeras y me han trasladado que en el primer partido se notó nuestra experiencia en la categoría contra un equipo recién ascendido, y en el segundo contra el Bilbo pudimos recordar el gran nivel que hay en esta categoría y que hay que seguir trabajando duro.

¿Qué aspectos tácticos habéis reforzado estas semanas?

De cara a este fin de semana hemos trabajado la salida de balón ante defensas adelantadas que es lo que nos esperamos encontrar el sábado.

¿Ha venido especialmente bien este margen para trabajar la parcela física? ¿Cómo os encontráis en ese ámbito?

Como comentaba, nos lo hemos tomado como una segunda pretemporada y hemos trabajado duro el aspecto físico. Nos encontramos cada vez más rápidas y más fuertes, pero aún tenemos margen de mejora.

¿Qué diferencias hay entre el Rodiles de la pasada campaña a estas alturas y el e este año? ¿Notáis el bagaje en la categoría?

Se nota mucho. Los entrenamientos del año pasado a estas alturas eran de mucha menos calidad, muchas jugadoras llegábamos nuevas de fútbol campo y necesitamos muchos entrenamientos para fijar aspectos tácticos que ahora tenemos muy interiorizados.

¿Qué rol están jugando las más jóvenes? ¿Qué labor desempeñais las veteranas?

Las jóvenes nos ayudan a reforzar la plantilla y nos aportan muchas ganas. Las veteranas nos sentimos con la responsabilidad de meter intensidad en entrenamientos y partidos, de ayudar a mejorar a todas nuestras compañeras más jóvenes y tratar de ser referentes para ellas.

En lo personal, ¿qué te pide Santi sobre la pista?

Santi me pide seguridad e intensidad, en el puesto de cierre es importante perder pocos balones y darle ritmo al juego. Además de ser contundente en defensa.

En tu caso, ¿qué te ha aportado el fútbol campo como futbolista, y qué características de tu juego potencias ahora en sala?

Una de las cosas que me he traído de fútbol campo y que me ha ayudado mucho es el control de los espacios. En fútbol campo tenía que tener controladas parcelas de terreno mucho más amplias y también más jugadoras. En sala ese trabajo me resulta más sencillo, me es más fácil tener el control de mis rivales y del campo.

¿Qué objetivos te has marcado esta campaña? ¿Te costó decidirte a continuar en el proyecto?

Mi objetivo principal es la permanencia del equipo. A nivel personal, me gustaría seguir mejorando y disfrutar cada vez más de esta competición. No, no fue difícil decidirme: estoy encantada con mis compañeras, tengo muchas amigas en el equipo y tanto Santi como el club se portan fenomenal con nosotras. A nivel futbolístico, no hay mejor equipo de fútbol sala en Asturias, así que no puedo estar más contenta.

¿Cómo se logra compatibilizar la vida personal y profesional con una disciplina exigente como es la segunda división?

Con buena organización no es complicado y tengo la suerte que tanto mi trabajo en The Cocktail como el Rodiles son muy comprensivos con mis horarios y me ponen muchísimas facilidades. Además de esto, es importante cuidar la alimentación y ser rigurosa con los horarios, no hay más secreto.