El Oviedo se lleva el derbi también en Mareo

El Oviedo se lleva el derbi también en Mareo
ARNALDO GARCÍA

Las carbayonas marcaron un gol en cada parte ante un Sporting serio pero sin acierto

MARÍA SUÁREZ

El Real Oviedo se impuso al Sporting (2-0) en un partido aparentemente cómodo para las azules pese a lo ajustado del resultado. Las azules se llevaron los tres puntos con goles de Carol y Cienfu en un choque en en el que la peor noticia para el Sporting, que se pudo empatar y puntuar pero no tuvo acierto, fue la lesión de rodilla de Eider en la segunda mitad.

Las sportinguistas fueron las primeras en rozar el gol, y lo hicieron en balón centrado por Irene desde la derecha que se le escapa a Sara de las manos y tiene que acabar despejando la defensa para evitar el remate de las rojiblancas que entraban en el área en segunda jugada.

0 Sporting

Sheila, Abati, Eider, Ana Acuña, Anna Mejí, Noe Fernández, Saray, Sheila, María Yenes e Irene. También jugaron: Sara, María Corral, Candy y Nuria.

2 Real Oviedo

Sara; Gema, María Méndez, Gordi, Marta Reyes; Cienfu, Henar, Igle; Laurina, Gloria Villamayor y Carol. También jugaron: Marina Monteserín, Paula, Carmen y Yoli Chamorro.

GOLES:
0-1 M.6: Carol; 0-2 M.68: Cienfu.

Pero, sin embargo pocos minutos después fueron las azules quienes conseguían adelantarse en el marcador aprovechando un saque de esquina botado por Laurina. La encargada del remate certero fue Carol, que se adelantó a su defensora, se hizo con el esférico en la frontal y dirigió el balón bombeado y al palo largo para batir a Sheila e introducirlo en la portería.

Tras verse por detrás en el marcador, el Sporting buscó hacer daño de nuevo a la contra, con un pase entre líneas de Irene a María Yenes que dispara cruzado a la portería defendida por Sara y el esférico se va fuera, ajustado al palo.

De nuevo las rojiblancas intentarían la igualada en las siguientes jugadas, y tendrían la más clara en una oportunidad de su ariete, Irene, que aprovechó una asistencia de Pañu tras un fallo en defensa de Méndez para plantarse ante Sara y fusilar a puerta. El disparo se estrelló en el larguero en la que podía haber sido la acción del empate.

El Oviedo dio la réplica con las subidas por banda de Gema, que asistió desde el lateral derecho a Igle para que esta rematara en la frontal, obligando a Sheila a intervenir para evitar el segundo a la media hora de juego. En esa misma jugada un nuevo centro al área sería recepcionado por Gloria Villamayor, que asiste en esta ocasión a Marta en el área y su potente disparo lo saca Eider con la cara en la misma línea de gol.

A diez minutos del final, la propia Gloria Villamayor marcaría tras ir a un salto de cabeza con la guardameta local, Sheila, pero el gol fue anulado por falta de la paraguaya sobre la portera rojiblanca.

Tras la reanudación el Oviedo volvió a cogerle el pulso al partido, tal y cómo había acabado la primera parte, y dominó el esférico la mayor parte del tiempo, aunque las ocasiones no fueron excesivas hasta pasada la hora de partido en ninguna de las áreas.

Fue a veinte minutos del final cuando de nuevo desde la frontal, aunque en esta ocasión a través de Cienfu, el Oviedo volvería a ver puerta con éxito. La mediocentro carbayona siguió una jugada iniciada por Laurina en la derecha, en la que la extremo asiste por alto a Gema para que la lateral ceda el balón atrás, a la posición de Cienfu. La carbayona, que ya marcó en el primer derbi al igual que Carol, tuvo tiempo a controlar el balón, ver a Sheila adelantada y colar el esférico entre el larguero y la estirada de la portera.

La mala noticia del partido para el Sporting, además de la derrota, llegaba en el minuto 71, cuando tras apurar en una carrera hasta la línea de fondo con Laurina, Eider se lesionaba y tenía que pedir el cambio. La central, que se hizo daño en una rodilla al frenar en su carrera, tuvo que ser retirada en camilla y con inmensos gestos de dolor.

Antes del final del encuentro, aún hubo tiempo para que ambos equipos rondaran la portería contraria. Las azules probaron con un nuevo balón puesto por Gema desde derecha, centro que ni Laurina en el primer palo ni Marina en el segundo llegaron a interceptar.

Las rojiblancas, por su parte, buscaron meter al Oviedo en su campo, aumentaron su presencia en mediocampo y a punto estuvieron de aprovechar una indecisión de Sara en portería para, entre Irene y Yenes, robar el esférico y quedarse solas ante la portería. El tanto no llegó para las rojiblancas y pese al serio encuentro que hicieron frente al segundo clasificado y máximo rival, se vieron sin opciones de puntuar en Mareo.