«La Escuela Mixta nos ha hecho crecer y espero que lo siga haciendo»

Eli, defensa central del GijónFemenino./JOAQUÍN PAÑEDA
Eli, defensa central del GijónFemenino. / JOAQUÍN PAÑEDA

Elizabet Rodríguez, futbolista del Gijón Femenino: «Mi idea es seguir aquí y darle a este club todo lo que pueda. Empecé con ellos y quiero seguir aportando mi granito de arena»

ALBERTO PEDROCHE

Elizabet Rodríguez, Eli (Avilés, 1995), comenzó su carrera en el Raíces, club en el que jugó con chicos hasta categoría infantil. Luego fichó por el Gijón Femenino y, al poco de llegar, con solo catorce años, ya se encontraba en su primera plantilla. Desde entonces, ha lucido los colores del club gijonés, excepto en un periodo de dos temporadas en las que defendió la elástica del Femiastur. Su posición es la de central, pero, a pesar de ello, es una de las máximas goleadoras del conjunto gijonés.

–Al no haber descensos, sin esa presión por mantener la categoría, ¿cómo ha sido la temporada del Gijón Femenino?

–Al tener la permanencia asegurada, ha sido un año tranquilo. Ha habido menos presión y más tranquilidad, lo que es bueno por un lado, pero malo por otro lado ya que en algunas ocasiones te relajas y, al final, lo que quieres en una competición es ganar los partidos.

–¿En qué cree que ha evolucionado como jugadora esta campaña?

–En el gol. Antes no marcaba goles, pero este año, además de intentar aportar a nivel defensivo, he conseguido ver portería en cinco ocasiones. Casi todos, en remates en el juego aéreo.

–La temporada que viene entrará en vigor la reforma del fútbol femenino. ¿Qué opinión tiene de la nueva distribución de las categorías?

–Lo veo bien porque en Segunda suele haber dos equipos que están muy por encima del resto. La creación de una nueva Primera B es una buena idea. Ahora veremos cómo queda la Segunda, que será nuestra categoría. Estoy acuerdo con todo lo que sea progresar.

–¿Sienten la atención mediática que recibe ahora la Liga Iberdrola también en categorías más bajas como la suya?

–Creo que sí. Por ejemplo, notamos mucha presencia y animación en nuestro campo desde que jugamos en La Cruz. Y también en redes sociales porque hay partidos que se televisan. Si crece la Liga Iberdrola, también lo hacen las otras divisiones.

–¿También en la cantera?

–Se nota que llevan muchos más años jugando. Lo demuestran con más ganas y más calidad. La repercusión del fútbol femenino les hace tener más ganas de crecer y llegar al primer equipo.

–¿Cuánto ha cambiado el fútbol base del club desde la creación de la Escuela Mixta, el proyecto de colaboración entre el Ceares y el Gijón Femenino?

–Han aumentado el número de fichas y hay más equipos. Las jugadoras llegan arriba más formadas y además el club tiene más repercusión social. La Escuela Mixta nos ha hecho crecer y espero que lo siga haciendo.

–Ese crecimiento dará un paso más cuando el nuevo campo esté construido.

–Por lo que tengo entendido, la idea es que en dos temporadas tengamos el campo preparado para entrenar y para que las categorías de base puedan jugar allí. Es otro avance más para nosotras.

–Además de jugar, también entrena, junto a su hermano, a un benjamín del Quirinal.

–Empecé hace tres años. Me encantan los niños desde siempre y el futbol, así que unir las dos cosas y enseñarles lo poco que sé resulta gratificante. Me gustaría seguir entrenando, pero en el fútbol base, con grupos pequeños.

–¿Quiénes son sus referentes en el fútbol femenino?

–En las que más me fijo son dos defensas: Irene Paredes y Mapi León.

–¿Cuáles son sus intenciones de futuro? ¿Le gustaría seguir en el club?

–De momento estoy contenta aquí. Mi idea es seguir y darle a este club todo lo que pueda. Empecé con ellos y quiero seguir aportando mi granito de arena.